Antigüedades; ¿qué hacer con ellas en la mudanza?

¿Tienes la suerte de poseer antigüedades? ¿Han estado en tu familia durante mucho tiempo o las has adquirido recientemente? En cualquier caso, siempre es interesante preguntarse las épocas y circunstancias que tus antigüedades hayan vivido a lo largo de su existencia. También es importante que las mantengas y conserves adecuadamente, con el fin de que puedan perdurar en el tiempo y que sigan pasando de generación en generación.

Ahora bien, las mudanzas pueden ser peligrosas para las antigüedades, por la simple razón de que pueden ser dañadas durante el traslado. Los desperfectos pueden llegar a ser irreparables, motivo por el que hay que tomar algunas precauciones adicionales para su transporte.

antigüedades

Precauciones con las antigüedades durante la mudanza

Lo primero y más importante es hacer un inventario adecuado de tus antigüedades. Puede que no tengas tantas como para necesitar hacerlo pero, si dispones de las piezas suficientes, es muy recomendable tenerlas catalogadas convenientemente.

En segundo lugar, habla con tu agencia de seguros para sondear posibles coberturas de las piezas valiosas. Consulta también con tu empresa de mudanzas; quizá puedan ofrecerte algún seguro adicional que te permita afrontar el transporte de tus antigüedades con las garantías necesarias.

Prepara las antigüedades para el viaje. Vacía los muebles, saca los cajones, quita los estantes y desmonta las piezas que puedas, siempre y cuando esto sea posible sin afectar al valor de las antigüedades. Cuanto más ligeras y manejables sean las piezas, mejor. Empaqueta cada elemento por separado, protegiendo todo adecuadamente con papel burbuja e incluso mantas si fuera necesario. Toda precaución es poca. Recuerda no usar cinta de embalar directamente sobre ninguna superficie delicada. Puede dejar marcas, estropeando pinturas y barnices.

Haz un pequeño plano de dónde deben ir colocadas las cosas en tu nueva casa y comparte este plano con la empresa de mudanzas. El propósito de hacerlo es que cada pieza o mueble vaya directamente a su sitio, en lugar de estar dando tumbos por la casa durante los trabajos de mudanza.

Otro día profundizaremos más en este tema. Hasta entonces, no dejes de trasladarnos cualquier pregunta o inquietud que te pueda surgir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.