Cambios y arreglos reversibles en casas de alquiler

Uno de los principales problemas que tienen las casas de alquiler es que uno no se siente completamente “en casa” en ellas, por la sencilla razón que pertenecen a otra persona. Las casas de alquiler tienen unas determinadas características y un estilo que quizá no sea del agrado de todos los arrendatarios.

La problemática se agrava porque, precisamente al ser casas de alquiler, uno no puede hacer reformas o cambios significativos. Éstos suelen estar prohibidos, por contrato, por el propietario, cosa que nos parece lógica y normal.

Por este motivo queremos presentarte algunas ideas y cambios reversibles que puedes llevar a cabo en casas de alquiler, los cuales no supondrán conflicto alguno con el arrendador.

 

casas de alquiler

 

Casas de alquiler; ¿cómo hacerlas “tuyas”?

  • Cambiar los tiradores de —todas— las puertas. Nos referimos a todas ellas, desde la puerta de entrada hasta los tiradores de los armarios y cajones de cada habitación. Es una forma rápida y sencilla de darle “tu toque” a la casa y, terminado el contrato de arrendamiento, podrás dejarlo todo nuevamente como estaba. Es importante para ello que guardes los tiradores originales.
  • Cortinas y estores. Muchas casas de alquiler vienen ya con cortinas y estores pero, ¿por qué no procedes de la misma manera que con los tiradores de las puertas? Si cambias las cortinas estarás, de algún modo, “estrenando” la casa y la sentirás más como tu hogar.
  • Apliques de luz. De nuevo y dependiendo del propietario de la casa, encontrarás simples bombillas con sus casquillos correspondientes o apliques de luz y lámparas ya instaladas. Dado que cada uno tiene su gusto, puede que tú hubieras puesto unos apliques distintos… ¿por qué no cambiarlos entonces?
  • Algunos propietarios de casas de alquiler prohíben pintar pero quizá no conozcan los papeles pintados de quita y pon. Suponemos que no requiere mucha explicación por lo que, si deseas decorar alguna habitación pero pintar no es posible, estos papeles pintados son una genial solución.

En cualquiera de los casos y para no tener problemas en el futuro, recuerda que lo deberás dejar todo como estaba originalmente…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.