Mudarse a Sevilla; 5 buenas razones

Después de nuestros artículos dedicados a las ciudades de Barcelona, Madrid y Valencia, próximo en la lista debe ser un post dedicado a mudarse a Sevilla y por qué es una buena idea hacerlo. Entendemos que uno no siempre puede elegir la ciudad a la que se traslada y que las razones suelen tener más que ver con el trabajo o las circunstancias personales, pero si Sevilla está en tu punto de mira, vaya por delante que tiene grandes atractivos.

mudarse a sevilla

Los atractivos de mudarse a Sevilla

1.- La comida. Sí, por supuesto que la gastronomía en España es, en general, muy rica y variada, y algunos dirán que la cocina sevillana no puede competir con la de otras regiones del país, pero Sevilla destaca por sus tapas. Se dice que la ciudad sobrevivió a la crisis económica gracias precisamente a su abundancia de “bares de tapas”, que sirven como escaparate de todo tipo de platos españoles.

2.- Una variada vida nocturna. Mudarse a Sevilla no es sólo para amantes del flamenco. Existen muchas otras alternativas de ocio nocturno, a la altura de las ciudades más contemporáneas de Europa. Sevilla acoge todos los estilos y nunca te aburrirás de ella.

3.- Coste de la vida asequible. En general, mudarse a Sevilla significa que ahorrarás dinero, dado que es una ciudad relativamente barata, particularmente la vivienda. Barcelona o Madrid son, por ejemplo, significativamente más caras. El transporte público es relativamente económico y, en términos generales, disfrutarás de una mayor calidad de vida a menor precio.

4.- Es muy peatonal. Al igual que Barcelona, mudarse a Sevilla implica que podrás pasear todo lo que quieras por la ciudad. Apenas tiene cuestas y el tráfico es, en general, amable con los peatones y ciclistas.

5.- Es muy romántica. Esto quizá no sea un factor determinante llegado el momento de mudarse a Sevilla o a otra ciudad, pero no cabe duda de que la capital hispalense tiene un encanto muy especial y a la vez difícil de describir. Esto se debe primordialmente a su arquitectura y cultura de inspiración tan diversa (romana, visigoda, musulmana, judía y cristiana).

¿Podemos ayudar con la mudanza de tu oficina? Mudanzas OCM es líder en mudanzas nacionales e internacionales. Solicita aquí tu presupuesto.

Mudarse a Madrid; ¿por qué? | 5 Razones

Nuestro último post lo dedicábamos a la ciudad de Barcelona, artículo en el que dábamos algunas buenas razones por las que mudarse a la ciudad condal. Ahora bien, puesto que no todas las comparaciones son odiosas, hemos creído conveniente ofrecerte también algunas de las razones por las que mudarse a Madrid.

Porque Mudanzas OCM es una empresa líder en mudanzas nacionales e internacionales, cubriendo todo el territorio y ofreciéndote soporte en todo el mundo. Ante la duda, debes confiar en una empresa de reconocido prestigio como la nuestra.

Pero regresemos a las razones por las que puede ser de interés mudarse a la capital.

mudarse a madrid

Mudarse a Madrid tiene muchas ventajas

1.- Para empezar, Madrid tiene una situación muy central dentro de la península ibérica, lo cual te permite viajar fácil y rápidamente a cualquier punto de España. Las comunicaciones son muy buenas y para Levante, Barcelona y Andalucía dispones incluso de la red de trenes de alta velocidad. Mudarse a Madrid significa que lo tendrás muy fácil para irte de vacaciones.

2.- Madrid es una ciudad muy rica en cultura. Dispones de infinitas alternativas culturales; exposiciones, museos, obras de teatro, ferias, mercadillos, conciertos e incluso librerías históricas. Tienes mucho —algunos dirían que demasiado— donde elegir y nunca se te agotarán las alternativas de ocio.

3.- Sol todo el año…o casi. Porque, aunque haga frío en invierno, el sol luce casi siempre. Mudarse a Madrid mejorará su estado de ánimo, simplemente porque subirán tus niveles de vitamina D. Ya sabes que la vitamina D la genera nuestro cuerpo cuando tomamos el sol…

4.- Tiendas, tiendas y más tiendas. No todo puede ser cultura. Madrid es también un paraíso del consumo. En el centro de la ciudad tienes todo tipo de tiendas y para todos los bolsillos. En la periferia hay diversos centros comerciales y grandes superficies en las que perderse durante el fin de semana.

5.- Por último, Madrid es una ciudad muy acogedora para el turista y para el inmigrante. Una de las principales razones de que esto sea así es que, en Madrid, muy poca gente es de la propia Madrid. Una gran parte de la población se compone de personas procedentes de otras partes de España e incluso de otros países. Por este motivo, es una ciudad especialmente amable.

¿Podemos ayudar con tu mudanza? ¿Necesitas asesoramiento? ¿Un presupuesto sin compromiso? Contacta con nosotros aquí; ¡te atenderemos encantados!

Mudarse a Barcelona; ¿por qué? | 9 razones

1.- El clima mediterráneo es una de las mejores razones por las que mudarse a Barcelona. Los inviernos son cortos y los veranos son bastante soportables, con una temperatura media a lo largo del año suave y muy agradable.

2.- Las calles de Barcelona están hechas para andar y “el peatón es el rey”. Sus ramblas y bulevares, sus anchas aceras y la abundancia de bancos y zonas sombreadas son muy buenas razones para mudarse a Barcelona.

mudarse a barcelona

3.- Gaudí dejó su impronta. El hecho de tener edificios mágicos repartidos por toda la ciudad contribuye a un ambiente surrealista y juguetón, haciendo a Barcelona destacar por encima de muchas otras ciudades europeas.

4.- Nunca estás lejos de una plaza. Mudarse a Barcelona significa que siempre tendrás cerca una pequeña plaza con terrazas en las que pasar un rato agradable con los amigos.

5.- Es el paraíso de las bicicletas. Siendo una ciudad de tamaño relativamente compacto y sin grandes cuestas, es una ciudad amable con el ciclista. Se ha planificado para que circular sobre 2 ruedas no sea un peligro, con abundancia de carriles bici y estacionamientos específicos.

6.- Mudarse a Barcelona tiene la ventaja de que el sistema de transporte público es inmejorable. Dispones de metro subterráneo, tranvías, teleféricos, autobuses, trenes de alta velocidad y trenes ligeros, además de otras opciones.

7.- Puedes ir a la playa durante la hora de la comida. Su playa urbana hace que sea posible hacer una escapada a mediodía para aprovechar los rayos de sol y darse un baño, prácticamente durante todo el año.

8.- Mudarse a Barcelona es una excelente alternativa si te gusta la buena comida. La ciudad es un paraíso para los “foodies” y no es ninguna sorpresa que algunos de los mejores restaurantes del mundo estén situados allí.

9.- Barcelona tiene un gran equipo de fútbol y una afición tremendamente entusiasta. Si te gusta este deporte, podrás disfrutar de grandes partidos en directo, tanto de competiciones nacionales como europeas.

Para mudarse a Barcelona, tienes a tu alcance a la compañía líder en mudanzas nacionales e internacionales; Mudanzas OCM. Pide un presupuesto gratuito aquí y deja que nosotros nos ocupemos del trabajo duro. ¡Y buen viaje!

Consejos para una mudanza de larga distancia

Una mudanza tiene muchas complicaciones y piezas móviles con las que no siempre es fácil lidiar, motivo por el que existe mucha literatura en internet sobre cómo realizar una mudanza “sin estrés”. Porque sí, las mudanzas son estresantes y una fuente de preocupaciones, por muchos motivos diferentes. Cambios de trabajo, de colegio, de barrio, de vecinos e incluso de amigos. ¿Nos adaptaremos a nuestro nuevo hogar? ¿Les gustará el nuevo colegio a los niños? ¿Nos irá bien en la nueva empresa? Todas estas preocupaciones se acentúan cuando nos enfrentamos a una mudanza de larga distancia.

Porque “larga distancia” significa que quizá estemos yéndonos a otro país, en el que se habla otro idioma y en el que la cultura es diferente. Y aunque frente a estos factores no te podemos ayudar, sí nos sentimos con la autoridad suficiente para asesorarte en lo que debe ser una mudanza de larga distancia sin complicaciones. Veamos:

 

mudanza de larga distancia

Mudanza de larga distancia; olvida las preocupaciones

1.- Cuando la mudanza es local o nacional, puede haber dudas y quizá no tengas claro si merece la pena contratar a una empresa profesional de mudanzas. Con la mudanza de larga distancia, no hay duda posible. Por muy atrevido que seas, te recomendamos fervientemente que contrates los servicios de una empresa de reconocido prestigio en el sector, para que se ocupe de todo. No es lo mismo cambiarse de barrio que cambiarse de país, y una empresa como Mudanzas OCM te aliviará de toda la carga y del estrés que ello supone.

2.- En una mudanza de larga distancia, es posible que llegues a destino mucho antes que tus pertenencias. Quizá viajes en avión y el camión de la mudanza tarde algunos días en llegar. Debes llevar contigo lo necesario para sobrevivir hasta que lleguen tus cosas, y no nos referimos solamente a la ropa. Las medicinas de primera necesidad, los documentos importantes y los cargadores de los móviles —por ejemplo— deben ir contigo en todo momento.

3.- En tercer y último lugar, en una mudanza de larga distancia has de prestar especial atención a los niños y las mascotas. Los niños deberán estar entretenidos porque lo normal es que se pongan nerviosos durante el trayecto. Procura llevar algunos de sus juegos y juguetes favoritos para tenerlos distraídos. En cuanto a los animales, dependiendo del tipo de viaje, deberás recurrir a servicios especializados en el transporte de mascotas. Los perros y los gatos —por ejemplo— pueden sufrir muchísimo estrés durante este tipo de traslados por lo que no puedes descuidar este aspecto de la mudanza.

Una mudanza sin estrés; la lista definitiva

Para afrontar una mudanza sin estrés, desde Mudanzas OCM hemos elaborado la siguiente lista de consejos. Se trata de un listado de recomendaciones que, en caso de ponerlos en práctica, garantizan que el traslado de nuestra casa será una experiencia menos traumática y que no nos afectará tanto a los nervios como se podría esperar. Porque cuando un afronta un trabajo de estas características —con muchas piezas móviles— lo mejor es organizarse y, por qué no, seguir una lista preestablecida de asuntos a tratar. Veámoslo.

mudanza sin estrés

La mudanza sin estrés es posible, con la debida orientación profesional.

1.- Elige la mejor empresa de mudanzas. Si das con una buena empresa, no sólo disfrutarás de una mudanza sin estrés, sino que todo irá como la seda. Haz las averiguaciones que sean necesarias hasta dar con la empresa que más se ajuste a tus necesidades de calidad y precio. Y no olvides pedir presupuesto a Mudanzas OCM.

2.- No mezcles cosas de diferentes habitaciones; encontrar tus pertenencias durante el desempaquetado puede convertirse en una pesadilla. Recuerda etiquetar las cajas con la habitación a la que pertenecen, y no solamente con lo que contienen.

3.- Prepárate una pequeña bolsa de viaje con las cosas imprescindibles y que sabes puedes necesitar durante el día de la mudanza. Las llaves del coche, los cargadores de los teléfonos móviles, la cartera, algunos medicamentos básicos o una muda de ropa.

4.- ¿Por qué no, además de una mudanza sin estrés, eliges una vida sin tanto estrés? Un primer paso en la buena dirección es empezar a deshacerte de los trastos innecesarios que ocupan espacio en tu casa y que ya no te aportan nada. Dona. Vende. Recicla. Cuantas menos cosas tengas, menos preocupaciones tendrás.

5.- Una mudanza sin estrés es una mudanza sin niños o mascotas. Intenta que alguien se ocupe de ellos el día del traslado, para que no tengas que preocuparte de entretenerlos ni de que estorben a los operarios de la empresa de mudanzas.

¿Qué cosas necesito para mi nueva casa?

Imagina que te vas a mudar a un país diferente y que has decidido dejar todas tus pertenencias atrás. O supongamos que te has separado y que tu pareja se ha quedado con todas vuestras cosas. O que te vas a independizar por fin y abandonas el nido familiar. En todos estos casos, vas a necesitar “cosas” para tu nueva casa, entendidas “cosas” como muebles, electrodomésticos, objetos de decoración, artículos para la cocina, etc., y quizá no sepas por dónde empezar.

nueva casa

Por este motivo, desde Mudanzas OCM te queremos ofrecer una lista de las cosas que consideramos imprescindibles en toda vivienda, con la intención de que te sirva como orientación para llenar tu nueva casa con todo lo necesario, sin que te dejes nada en el tintero. Y no pretendemos con ello que salgas a comprar todo de golpe, sino que poco a poco vayas rodeándote de las cosas que te hagan sentir cómodo en tu nuevo hogar.

Tu nueva casa necesita…

1.- Artículos para la cocina, entre otras cosas porque comer es una de nuestras necesidades más básicas. Como mínimo, te hará falta una nevera, un microondas, una tostadora, una vajilla, un juego de ollas y sartenes, cubiertos y algunos utensilios para cocinar. Si quieres añadir algo de comodidad a tu nueva casa, puedes sumar una lavadora, un lavavajillas y una máquina de café. Te harán falta también productos de limpieza y, salvo que quieras comer en el suelo, no te vendrá mal una mesa y algunas sillas. Recuerda que ésta es una lista de mínimos…

2.- Para el salón necesitarás cortinas, un sofá, un televisor y una estantería. Como poco. Si te sientes espléndido, puedes hacerte también con un mueble para la tele, una alfombra, una mesa de café y algunas lámparas de pie.

3.- Para el dormitorio, también deberás hacerte con unas cortinas, una buena cama, un armario y un espejo de cuerpo entero. Y una mesita de noche y una lámpara de lectura te harán la vida más fácil en tu nueva casa.

4.- Para el baño de tu nueva casa, cortinas de baño, ¡como no podía ser de otra manera! Una alfombrilla para el suelo, algunas toallas, apliques de pared y, por supuesto, todos tus productos de higiene y cuidado personal, como champús, cremas, cepillos, etc.

Y con todo esto, EN TEORÍA, deberías tener suficiente para echar a andar en tu nueva casa. Por supuesto que nos habremos dejado cosas, y quizá haya cosas de las que hemos mencionado que no creas necesitar. Pero se trataba con este post de darte una pequeña orientación, a modo de “lista de la compra” si se nos permite la expresión.

Y recuerda que no tienes por qué comprar todas estas cosas nuevas, a estrenar. En el mercado de segunda mano seguro que encuentras muchos muebles, electrodomésticos y enseres a precios muy interesantes. Te recomendamos, por ejemplo, StopOcasión.

 

 

¿Cuáles son las ventajas de una mudanza?

Y cuando nos referimos a las ventajas de una mudanza, nos referimos a las cosas buenas y positivas del traslado. Porque reconozcámoslo, a veces parece que una mudanza sólo trae consigo cosas malas; cansancio, gastos extraordinarios, problemas imprevistos o preocupaciones sobre nuestros hijos y familiares, sólo por mencionar algunos ejemplos.

Pero las ventajas de una mudanza pueden ser interesantes, y no hay que ignorarlas. Cambiarse de casa también tiene sus aspectos positivos, ¡como no podía ser de otra manera! En caso contrario, ¿por qué mudarse?

 

ventajas de una mudanza

Ventajas de una mudanza; haberlas, haylas…

1.- Para empezar, cuando te mudas, irremediablemente haces limpieza. Te libras de basura y de trastos inservibles que, de otro modo, seguramente ni detectarías. Las mudanzas son un excelente momento para valorar con qué te quedas y qué desechas. Tu nueva vivienda estará más libre de cosas innecesarias y tendrás más espacio para ti y los tuyos.

2.- Abrirás tu mente y tendrás más perspectiva ante la vida. Es un hecho conocido por todos; viajar y conocer otros sitios y lugares te hace crecer y madurar. Una de las ventajas de una mudanza es que te ayuda a adaptarte al cambio y a sobrevivir en ambientes diferentes a los que ya conoces. Mudarte es la máxima expresión del cambio, incluso si te mudas a una casa cercana.

3.- Conocerás nuevas personas y harás nuevos amigos. Tendrás nuevos vecinos, comprarás en tiendas distintas y tus hijos cambiarán de colegio. Otra de las ventajas de una mudanza es que te relacionarás con personas diferentes y con muchas de ellas compartirás aspectos de tu vida. La gente del nuevo gimnasio, los que atienden los comercios cercanos o el médico de cabecera del centro de salud al que cambiarás.

4.- Empezarás de cero. Aunque no necesariamente “vuelvas a empezar” en el sentido literal de la palabra, cambiarte de casa sí es una manera de hacer “borrón y cuenta nueva”, ¡sin que ello signifique que estés huyendo de algo o de alguien!

La mudanza de oficina; los consejos de OCM

Si te planteas la mudanza de oficina, desde OCM esperamos que sea por una razón positiva, a saber, que tu negocio haya crecido tanto que necesitas más espacio. Siempre es un placer comprobar que las cosas marchan bien. Pero esto no quiere decir que mudarse a una oficina más pequeña sea una mala noticia; quizá simplemente quieras optimizar el uso que hace tu empresa del espacio que ocupa.

En cualquier caso, nuestra misión de hoy es ofrecerte algunos consejos para la mudanza de oficina, independientemente de cuáles sean las razones.

mudanza de oficina

La mudanza de oficina paso a paso

1.- Empieza con buen pie. Si no te has puesto a buscar ya tu emplazamiento nuevo, considera ponerte en manos de un profesional inmobiliario. Te agilizará mucho la búsqueda y evitarás cometer errores de principiante.

2.- Elige una fecha para la mudanza de oficina. Es más fácil organizarte si tienes una fecha ya fija en el calendario.

3.- Asegúrate de que hablas con el propietario de tu oficina actual y de que no hay problemas con rescindir tu actual contrato de arrendamiento.

4.- Por supuesto, para la mudanza de oficina, ponte en contacto con Mudanzas OCM.

5.- Asigna a una de las personas de tu equipo la responsabilidad de “organizador”. Se trata de alguien que pueda llevar la voz cantante y que sepa liderar el proceso. Es importante que exista esta figura para que en la mudanza de oficina no haya demasiadas personas opinando sobre una misma cuestión.

6.- Aprovecha el traslado para limpiar tus instalaciones de basura y documentación antigua innecesaria. No habrá un momento mejor para hacerlo.

7.- Asegúrate de que tu negocio sigue online en todo momento. Lo peor que puede pasar en la mudanza de oficina es que se caigan las redes de comunicaciones y que pierdas acceso a email, internet y teléfono; ¿cómo van a localizarte tus clientes durante el traslado? Que se ocupe de este asunto un técnico o un informático para que no se hayan realidad estos temores.

8 consejos rápidos para organizar la mudanza

1.- Primero, prepara una bolsa de viaje con las cosas esenciales y que sabes que necesitarás por la noche. Cargadores de móviles, llaves, cartera, líquido de lentillas, etc. Lleva esa bolsa contigo en el coche y no te separes de ella. Así podrás organizar la mudanza sin preocuparte de estos detalles.

2.- Mete lo que sabes que necesitarás primero (algunos cacharros para cocinar, unas tazas, el cereal, etc.) en una caja de plástico transparente. De este modo lo tendrás muy a mano y te será muy fácil encontrarlo.

3.- Organizar la mudanza implica que tendrás que comprar papel burbuja y material de empaquetado, pero te lo puedes ahorrar usando calcetines limpios para proteger la vajilla —por ejemplo— y camisetas para envolver las cosas más frágiles.

 

organizar la mudanza

 

4.- Etiqueta todas las cajas, pero no solamente con su contenido. Indica también en el lateral la habitación de la casa a la que deben ir; salón, dormitorio, cocina, etc. De este modo, quien esté cargando con una caja sabrá dónde dejarla. Un consejo muy práctico para organizar la mudanza.

5.- Si es posible, ve a la casa nueva y limpia la cocina y los baños. De este modo, no tendrás que preocuparte por ello el día de la mudanza y podrás utilizar ambos espacios sin preocuparte por la higiene.

6.- Cuando empaquetes los platos, colócalos verticalmente; es más fácil que se rompan si los transportas en posición horizontal.

7.- Compra bolsas pequeñas de plástico —de las que tienen autocierre— y úsalas para guardar los diferentes tornillos que desatornilles. Escribe en cada bolsa con un rotulador permanente a qué objeto o cosa corresponden dichos tornillos. Organizar la mudanza significa que no te falten —ni te sobren— tuercas o tornillos cuando termine el día.

8.- Cuando vayas a desconectar la tele, o cualquier otro aparato electrónico, saca primero una foto de las conexiones. De este modo, sabrás cómo se conectan todos los cables, y no tendrás problema para volver a organizarlos en destino.

Cómo mover un espejo | Mudanzas OCM

Dependiendo del país en el que vivas, la rotura de un espejo puede significar cosas muy diferentes, pero en general es algo que se relaciona con la mala suerte. Por este motivo, y suponiendo que vayas a hacer una mudanza por tu cuenta, queremos darte algunos consejos sobre cómo mover un espejo de manera segura. Evitarás con ello roturas y accidentes, y no tendrás que preocuparte por los malos augurios.

mover un espejo

Mover un espejo, sin que la mala suerte te aceche

1.- Lo primero que debes hacer es marcar una gran cruz con cinta adhesiva en el frontal del espejo, y se podría decir que esto es ‘seguridad pasiva’. No previene las roturas, pero sí evita que el espejo estalle en mil pedazos en el caso de que se rompa.

2.- En segundo lugar, ocúpate de proteger convenientemente las cuatro esquinas. Fabrica tú mismo unas buenas esquineras con cartón, o cómpralas en una tienda de marcos. Mover un espejo con seguridad depende mucho de que las esquinas no queden expuestas.

3.- Seguidamente, deberás tapar el frontal y la trasera del espejo. Emplea para ello dos grandes piezas de cartón, que cubran completamente la superficie del espejo por delante y por detrás. A continuación, forra el conjunto con unas toallas viejas o unas sábanas, asegurándolo todo en su sitio con cinta de embalar. Si lo prefieres, puedes usar papel burbuja en lugar de toallas. Lo puedes comprar en las grandes superficies dedicadas al bricolaje y al hogar.

4.- No olvides etiquetar bien el espejo como FRÁGIL, y que quede bien claro que se trata de un espejo. Que se vea bien en todos los laterales del paquete para que no haya lugar para la confusión.

5.- Por último, has de saber que mover un espejo no puede hacerse nunca en horizontal. Un espejo no aguanta la presión de su propio, por lo que ni te ocurra dejarlo en posición plana en ninguna parte. Debe viajar siempre vertical y, por supuesto, sin moverse un milímetro en la cabina del camión de la mudanza durante el viaje.