Mudarse a Sevilla; 5 buenas razones

Después de nuestros artículos dedicados a las ciudades de Barcelona, Madrid y Valencia, próximo en la lista debe ser un post dedicado a mudarse a Sevilla y por qué es una buena idea hacerlo. Entendemos que uno no siempre puede elegir la ciudad a la que se traslada y que las razones suelen tener más que ver con el trabajo o las circunstancias personales, pero si Sevilla está en tu punto de mira, vaya por delante que tiene grandes atractivos.

mudarse a sevilla

Los atractivos de mudarse a Sevilla

1.- La comida. Sí, por supuesto que la gastronomía en España es, en general, muy rica y variada, y algunos dirán que la cocina sevillana no puede competir con la de otras regiones del país, pero Sevilla destaca por sus tapas. Se dice que la ciudad sobrevivió a la crisis económica gracias precisamente a su abundancia de “bares de tapas”, que sirven como escaparate de todo tipo de platos españoles.

2.- Una variada vida nocturna. Mudarse a Sevilla no es sólo para amantes del flamenco. Existen muchas otras alternativas de ocio nocturno, a la altura de las ciudades más contemporáneas de Europa. Sevilla acoge todos los estilos y nunca te aburrirás de ella.

3.- Coste de la vida asequible. En general, mudarse a Sevilla significa que ahorrarás dinero, dado que es una ciudad relativamente barata, particularmente la vivienda. Barcelona o Madrid son, por ejemplo, significativamente más caras. El transporte público es relativamente económico y, en términos generales, disfrutarás de una mayor calidad de vida a menor precio.

4.- Es muy peatonal. Al igual que Barcelona, mudarse a Sevilla implica que podrás pasear todo lo que quieras por la ciudad. Apenas tiene cuestas y el tráfico es, en general, amable con los peatones y ciclistas.

5.- Es muy romántica. Esto quizá no sea un factor determinante llegado el momento de mudarse a Sevilla o a otra ciudad, pero no cabe duda de que la capital hispalense tiene un encanto muy especial y a la vez difícil de describir. Esto se debe primordialmente a su arquitectura y cultura de inspiración tan diversa (romana, visigoda, musulmana, judía y cristiana).

¿Podemos ayudar con la mudanza de tu oficina? Mudanzas OCM es líder en mudanzas nacionales e internacionales. Solicita aquí tu presupuesto.

Mudarse a Valencia | Las 6 razones de Mudanzas OCM

Cuando uno se cambia de ciudad, lo hace casi siempre por motivos laborales o familiares. Desde Mudanzas OCM esperamos que, si te estás planteando un cambio, sea por buenas razones y siempre con la intención de mejorar. También quisiéramos aprovechar la ocasión para ofrecerte los siguientes motivos adicionales por los que mudarse a Valencia es una decisión muy acertada.

mudarse a valencia

Es una gran decisión mudarse a Valencia

1.- Valencia es una ciudad rica en cultura e historia, todo lo cual puedes descubrir recorriendo a pie el centro de la ciudad. Te encontrarás con infinidad de pequeños rincones y plazas, cada una de los cuales tiene algo que contar o que decir. Querrás perderte en su casco histórico y que nadie te encuentre.

2.- Sus tradiciones son inigualables en el mundo. Mudarse a Valencia significa que disfrutarás del increíble ambiente de las Fallas (en el mes de marzo), que atrae a cientos de miles de personas cada año.

3.- Buenas comunicaciones. Valencia está muy bien comunicada con Barcelona y con Madrid, gracias a la red de trenes de alta velocidad. Y desde Madrid, es especialmente fácil visitar cualquier otra parte de España.

4.- Mudarse a Valencia para disfrutar de la playa todo el año. ¿Necesita más explicación este punto? Valencia disfruta de muy buena meteorología todo el año, con una temperatura suave y agradable. Podrás ir a pasear, a tomar el sol o a bañarte cuando más te convenga, en cualquier momento.

5.- La gastronomía. La lista de platos deliciosos y típicos de la zona es interminable, por lo que sólo te diremos que mudarse a Valencia es una decisión excelente desde el punto de vista del paladar. Nunca te cansarás de probar sus exquisitos platos, ¡para chuparse los dedos!

6.- Su gente. Dejamos lo mejor para el final. Si temes no adaptarte a la ciudad o que tus vecinos, compañeros de trabajo, o compañeros del colegio de tus hijos no os acepten, ya puedes olvidarte de los temores. Valencia es una ciudad sumamente hospitalaria. Su habitantes son personas sencillas y acogedoras.

Mudarse a Madrid; ¿por qué? | 5 Razones

Nuestro último post lo dedicábamos a la ciudad de Barcelona, artículo en el que dábamos algunas buenas razones por las que mudarse a la ciudad condal. Ahora bien, puesto que no todas las comparaciones son odiosas, hemos creído conveniente ofrecerte también algunas de las razones por las que mudarse a Madrid.

Porque Mudanzas OCM es una empresa líder en mudanzas nacionales e internacionales, cubriendo todo el territorio y ofreciéndote soporte en todo el mundo. Ante la duda, debes confiar en una empresa de reconocido prestigio como la nuestra.

Pero regresemos a las razones por las que puede ser de interés mudarse a la capital.

mudarse a madrid

Mudarse a Madrid tiene muchas ventajas

1.- Para empezar, Madrid tiene una situación muy central dentro de la península ibérica, lo cual te permite viajar fácil y rápidamente a cualquier punto de España. Las comunicaciones son muy buenas y para Levante, Barcelona y Andalucía dispones incluso de la red de trenes de alta velocidad. Mudarse a Madrid significa que lo tendrás muy fácil para irte de vacaciones.

2.- Madrid es una ciudad muy rica en cultura. Dispones de infinitas alternativas culturales; exposiciones, museos, obras de teatro, ferias, mercadillos, conciertos e incluso librerías históricas. Tienes mucho —algunos dirían que demasiado— donde elegir y nunca se te agotarán las alternativas de ocio.

3.- Sol todo el año…o casi. Porque, aunque haga frío en invierno, el sol luce casi siempre. Mudarse a Madrid mejorará su estado de ánimo, simplemente porque subirán tus niveles de vitamina D. Ya sabes que la vitamina D la genera nuestro cuerpo cuando tomamos el sol…

4.- Tiendas, tiendas y más tiendas. No todo puede ser cultura. Madrid es también un paraíso del consumo. En el centro de la ciudad tienes todo tipo de tiendas y para todos los bolsillos. En la periferia hay diversos centros comerciales y grandes superficies en las que perderse durante el fin de semana.

5.- Por último, Madrid es una ciudad muy acogedora para el turista y para el inmigrante. Una de las principales razones de que esto sea así es que, en Madrid, muy poca gente es de la propia Madrid. Una gran parte de la población se compone de personas procedentes de otras partes de España e incluso de otros países. Por este motivo, es una ciudad especialmente amable.

¿Podemos ayudar con tu mudanza? ¿Necesitas asesoramiento? ¿Un presupuesto sin compromiso? Contacta con nosotros aquí; ¡te atenderemos encantados!

Mudarse a Barcelona; ¿por qué? | 9 razones

1.- El clima mediterráneo es una de las mejores razones por las que mudarse a Barcelona. Los inviernos son cortos y los veranos son bastante soportables, con una temperatura media a lo largo del año suave y muy agradable.

2.- Las calles de Barcelona están hechas para andar y “el peatón es el rey”. Sus ramblas y bulevares, sus anchas aceras y la abundancia de bancos y zonas sombreadas son muy buenas razones para mudarse a Barcelona.

mudarse a barcelona

3.- Gaudí dejó su impronta. El hecho de tener edificios mágicos repartidos por toda la ciudad contribuye a un ambiente surrealista y juguetón, haciendo a Barcelona destacar por encima de muchas otras ciudades europeas.

4.- Nunca estás lejos de una plaza. Mudarse a Barcelona significa que siempre tendrás cerca una pequeña plaza con terrazas en las que pasar un rato agradable con los amigos.

5.- Es el paraíso de las bicicletas. Siendo una ciudad de tamaño relativamente compacto y sin grandes cuestas, es una ciudad amable con el ciclista. Se ha planificado para que circular sobre 2 ruedas no sea un peligro, con abundancia de carriles bici y estacionamientos específicos.

6.- Mudarse a Barcelona tiene la ventaja de que el sistema de transporte público es inmejorable. Dispones de metro subterráneo, tranvías, teleféricos, autobuses, trenes de alta velocidad y trenes ligeros, además de otras opciones.

7.- Puedes ir a la playa durante la hora de la comida. Su playa urbana hace que sea posible hacer una escapada a mediodía para aprovechar los rayos de sol y darse un baño, prácticamente durante todo el año.

8.- Mudarse a Barcelona es una excelente alternativa si te gusta la buena comida. La ciudad es un paraíso para los “foodies” y no es ninguna sorpresa que algunos de los mejores restaurantes del mundo estén situados allí.

9.- Barcelona tiene un gran equipo de fútbol y una afición tremendamente entusiasta. Si te gusta este deporte, podrás disfrutar de grandes partidos en directo, tanto de competiciones nacionales como europeas.

Para mudarse a Barcelona, tienes a tu alcance a la compañía líder en mudanzas nacionales e internacionales; Mudanzas OCM. Pide un presupuesto gratuito aquí y deja que nosotros nos ocupemos del trabajo duro. ¡Y buen viaje!

Mudarte en invierno de forma segura | Mudanzas OCM

De nuevo llega el frío y, como no podía ser de otra manera, OCM quiere recordarte algunos de los consejos necesarios para mudarte en invierno con todas las garantías. Cierto es que las temperaturas parecen no querer bajar, pero todos sabemos que, tarde o temprano, el termómetro caerá. Como se suele decir, es mejor prepararse para lo peor, y desear lo mejor…

Mudarte en invierno no tiene, a priori, nada en especial, pero sí existen ciertas precauciones a tomar. Con ello evitarás sorpresas, sobresaltos e incluso, accidentes; ¡más vale prevenir!

mudarte en invierno

Mudarte en invierno sólo requiere planificación

Dependerá mucho de dónde residas pero, en el caso de que haya lluvia o nieve en tu zona, procura despejar el camino desde la puerta de casa hasta el camión de la mudanza. Los que vayan cargados con cajas o muebles no podrán fijarse en si hay hielo o charcos en el camino. Pretendemos evitar tropiezos y resbalones.

En atención al punto anterior, es importante que protejas los suelos de casa. Mudarte en invierno implica que habrá mucha gente entrando y saliendo de tu vivienda, arrastrando consigo la suciedad, el agua e incluso el barro. No es mala idea que pongas unos cartones o unas alfombras viejas en el suelo para que no sufra daños.

No pierdas de vista el reloj. Hoy en día es fácil saber cuántas horas de sol va a haber un determinado día. Adapta el horario de la mudanza según convenga, y aprovecha al máximo la luz. Si sabes que va a anochecer pronto, empieza a primera hora; hay pocas cosas peores que hacer una mudanza por la noche.

Mudarte en invierno no significa que debas vestir muy abrigado. Ten en cuenta que vas a estar moviéndote todo el día, por lo que es mejor llevar ropa cómoda y ligera. Ten a mano una chaqueta o abrigo adicional para ponerte en los momentos de descanso, pero no exageres. Salvo que te estés mudando al Polo Norte, no vas a pasar mucho frío.

No olvides tus mascotas. Aunque tú no pases un frío especial, puede que tus animales sí. Intenta reservar una habitación tranquila y cálida para ellos, sin que nadie entre o salga. Las mudanzas pueden ser muy estresantes para perros y gatos. Lo más importante es que tengan agua fresca y que se les moleste lo mínimo.

Por último, mudarte en invierno implica que gastarás más energías de lo habitual. Mantente hidratado y tómate los descansos necesarios para comer cuando corresponda, preferiblemente algo ligero.

Mudarte a otro país; vale, ¿pero a cuál?

Hace unas semanas te dábamos aquí algunos consejos sobre las mudanzas internacionales que esperamos hayan sido de utilidad. Ahora bien, lo cierto es que era un post dirigido a personas que ya tienen decidido un destino y que se mudan a otro país por cuestiones de trabajo. Las recomendaciones que dábamos se centraban además en la logística propia de una mudanza y no tanto en el proceso previo que hace que alguien se decante por un país u otro; ¿pero qué pasa si vas a mudarte a otro país y no sabes a cuál?

mudarte a otro país

La crisis que ha atravesado España desde el 2007 ha obligado a muchas personas a reinventarse, hasta el extremo de que hay gente que ha sopesado incluso la posibilidad de emigrar, en busca de prados más verdes.  Mal que nos pese, la crisis todavía colea y mudarte a otro país por trabajo no deja de ser una alternativa casi obligada para muchos. A las personas que se plantean esta posibilidad va dedicado el post de hoy.

Mudarte a otro país; cosas a hacer antes de marcharte

1.- Decide bien a qué país marcharte

Quizá ya lo tengas decidido pero queremos darte algunas pistas si vas a mudarte a otro país y no tienes muy claro cuál es la mejor opción. Hazte las siguientes peguntas:

  • ¿Dónde es más factible encontrar un trabajo en tu campo o especialidad profesional?
  • ¿Qué idiomas se hablan en los diferentes países y qué idiomas hablas tú?
  • ¿Cómo de fácil es mudarse a cada país? ¿Qué restricciones existen a la inmigración?
  • ¿Es necesario obtener un visado para trabajar? En caso afirmativo, ¿es fácil conseguirlo?
  • ¿Cómo es el sistema sanitario y cuál es su coste?
  • ¿Cómo es el clima? ¿Te adaptarías fácilmente a un cambio en este sentido?
  • ¿Cuál es el escenario político? ¿Existe una democracia estable? Muy a tener en cuenta si estás pensando en Oriente Medio, por ejemplo.

2.- Prepárate y fórmate en tu campo profesional antes de mudarte a otro país

Lo primero que vas a necesitar para poder mudarte a otro país es un trabajo y esto se te puede complicar bastante si eres extranjero. Podría darse el caso de que te mudas con un contrato ya firmado bajo el brazo, pero no todo el mundo es tan afortunado.

Si tu intención es la de encontrar un empleo, procura hacer tus deberes con mucha antelación. Busca una mayor preparación en tu ámbito profesional y, por supuesto, aprende el idioma oficial del destino al que tienes pensando emigrar.  No te marches sin haber potenciado tu currículum con experiencia relevante y también con información de los cursos de formación que hayas superado. Piensa que cuando busques trabajo en un país que no es el tuyo estarás compitiendo con otros candidatos, todos nativos, y tu preparación deberá estar por encima de la media si aspiras a tener algo de éxito.

3.- Ahorra dinero antes de mudarte a otro país

No te vayas con una mano delante y otra detrás, aunque sea obvio recalcarlo. Ten en cuenta que, con toda probabilidad, no vas a tener ingresos estables durante una temporada. Hasta que encuentres un primer trabajo, deberás vivir de los ahorros. Evitarás mucho estrés si cuentas con un pequeño “colchón de supervivencia”, de modo que no tengas que regresar a tu país con el rabo entre las piernas.

4.- Conoce el destino con anterioridad

Puede que no sea una opción (por coste o por tiempo) pero lo ideal es que ya hayas pisado el país o países que estás barajando como alternativas. Dependiendo de los plazos que manejes y si dispones del tiempo suficiente, antes de mudarte a otro país prueba a conocer algunos de los destinos durante unas vacaciones. Es la mejor manera de conocer y respirar el nuevo ambiente al que te enfrentarías en el caso de mudarte allí.

5.- Investiga

Si no es posible irte de vacaciones a cada uno de los países a los que podrías emigrar, usa todos los medios a tu alcance para saber todo lo que hay que saber sobre la vida allí. Internet es por supuesto la mejor fuente de información y existen muchas webs de “españoles en” donde podrás aprender de las experiencias de compatriotas que ya han dado el salto. Es muy enriquecedor y aprenderás de los errores que han cometido otros antes que tú; te ahorrarás más de un disgusto.

6.- Entra en todos los procesos de selección que puedas antes de mudarte a otro país

De nuevo y mediante Internet, busca ofertas de trabajo que encajen con tu cualificación y tus expectativas y hazlo antes de viajar. No esperes a aterrizar en tu nuevo destino para empezar la búsqueda de trabajo. Aunque hoy en día las comunicaciones facilitan mucho la labor de buscar trabajo, es improbable que consigas un trabajo desde origen y cualquier empleador va a querer conocerte en persona. Ahora bien, es bueno que empieces a interactuar con gente de tu futuro ámbito laboral o sector; nunca se sabe dónde pueden estar las oportunidades.

Hasta aquí nuestros consejos de hoy. Si no tienes otra alternativa que mudarte a otro país, esperamos haber sido de ayuda. Recuerda que una vez decidido el destino, has de llamar a Mudanzas OCM; ¡estaremos encantados de ayudarte con el trabajo pesado!

 

10 consejos para hacer una mudanza con animales

Como hemos dicho en ocasiones anteriores, las mudanzas pueden generar muchísimo estrés a las personas. Cuando hemos de empaquetar y trasladar todas nuestras pertenencias, son muchos factores los que alteran nuestro estado de ánimo. Las emociones están a flor de piel y es fácil que nos enfademos, discutamos o que incluso lloremos.

También hemos ofrecido aquí consejos sobre los niños y cómo las personas pequeñas también pueden pasarlo mal en un día tan crítico. Es importante estar pendientes de ellos y asegurarnos de que estén distraídos y entretenidos. Hemos de transmitirles una sensación de normalidad, a pesar de que el día de una mudanza no suele ser precisamente normal.

Mudanza con animales; su perro no es un mueble

Ahora bien, ¿y nuestros animales? Perros, gatos, canarios o peces. Iguanas, serpientes, hámsteres o tortugas. Recordemos que los animales no son cosas; son seres vivos inteligentes que respiran y sufren y no pueden ser tratados como muebles.

mudanza con animales

Nuestras mascotas domésticas, normalmente acostumbradas a una determinada rutina de paseos, cuidados y comidas, van a ser las primeras de la casa en detectar cualquier cambio de la actividad normal. Se pueden alterar si observan personas desconocidas y a buen seguro se extrañarán cuando comprueben que empezamos a mover muebles y cajas. Cierto es que no hablan nuestro idioma pero con toda seguridad empezarán a preguntarse por el motivo de tanto movimiento.

Es por ello que queremos ofrecerles algunos consejos para intentar mitigar el estrés que puedan sufrir sus animales, en la esperanza de que ustedes tengan una cosa menos de la que preocuparse el día de la mudanza. Nos centraremos en las mascotas más habituales (perros y gatos) pero muchos de estos consejos aplican a cualquier animal doméstico.

Consejos para sobrevivir a una mudanza con animales

1.- Preparen una caja o bolsa con los elementos imprescindibles de cuidado de su mascota. Este “kit” debe estar accesible en todo momento y no debe mezclarse con el resto de cajas y bultos de la mudanza. Se debe incluir comida, bebida y algunos premios o golosinas. Tierra para la bandeja del gato. Juguetes. Cepillo. La definición de “imprescindible” será diferente en función del tipo de animal pero intenten que esta caja no sea muy pesada y que su contenido se limite a las necesidades básicas.

2.- Si van a cambiar de zona, háganlo saber a su veterinario. Es un buen momento para actualizar vacunas si fuera necesario y pida también a su veterinario una copia del historial de su mascota. De este modo, cuando acuda a un nuevo especialista, será más fácil darle una atención continuada a su animal.

3.- El día de la mudanza en sí, procuren que sus mascotas estén en la zona más silenciosa y tranquila de la casa. Si es necesario, despejen una habitación completamente y dejen allí a su animal, con su cama y con suficiente comida y agua. La habitación deberá estar bien ventilada y a buena temperatura. No se olviden de ellos y entren regularmente a echar un vistazo.

Una buena alternativa es que el día de la mudanza dejen a su animal con algún amigo o familiar. Si van a viajar muy lejos esto no es una opción pero ténganlo en cuenta como una posibilidad.

4.- Cuando hagan una mudanza con animales, trasladen a su mascota en el vehículo de siempre. Bajo ningún concepto deben ir sus animales en la furgoneta o el camión de la mudanza. Además de proteger su integridad física, pretendemos que nuestras mascotas no sientan nada diferente. Recuerden seguir las normas de circulación en lo que concierne al traslado de animales.

5.- Tengan mucho cuidado cuando lleguen a su nuevo vecindario. En un nuevo entorno, es muy fácil que sus perros o gatos se pierdan si por algún descuido se nos escapan. Lleven bien atado a su animal hasta que estén dentro de su nueva casa y denles unos días para adaptarse. Estén muy pendientes de ellos durante estos primeros días.

6.- Muevan a su mascota en último lugar. En una mudanza con animales es vital que su mascota llegue a un entorno ya amueblado y preparado para ellos. Si no les ha dado tiempo a adecentar toda su nueva casa, preparen una habitación o rincón y dótenlo de objetos y cosas familiares para su perro o gato. Su cama, su manta o sus juguetes. De este modo será menos traumática la transición.

7.- Ya instalados en su nueva casa y tras su mudanza con animales, recuerden actualizar los datos de contacto del chip sub-cutáneo de su mascota. Deberán para ello acudir a su nuevo veterinario.

8.- ¿Tienen peces? Entonces sabrán que sufren muchísimo estrés con los traslados y que una mudanza puede ser fatal para ellos. Si el trayecto es corto, pueden trasladarlos en bolsas llenas de agua de su propio tanque. Ahora bien, si el viaje es muy largo, es mejor que regalen los peces a un amigo o familiar y que compren otros peces para su nueva casa.

9.- ¿Tienen pájaros? Quizá estén muy orgullosos de que vivan sueltos en sus casas y de que nunca salgan volando. Tengan muy claro que los pájaros se estresan tanto o más que los peces y que si han de escaparse, lo harán el día de la mudanza. Manténganlos en sus jaulas durante la mudanza e incluso unos días después, hasta que se habitúen a su nuevo entorno.

10.- Nuestro último consejo es de aplicación para cualquier tipo de animal o mascota doméstica. En Mudanzas OCM somos respetuosos con el medio ambiente y muy respetuosos con los animales. Es por ello que queremos que entiendan que los animales no son cosas y que deben ser tratados como un miembro más de la familia.

Lo dijo Gandhi: “la grandeza de un pueblo se juzga por cómo trata a sus animales”. Ténganlo en cuenta en su próxima mudanza con animales.

¿Y Ustedes? ¿Qué opinan? ¿Han sobrevivido a alguna mudanza con animales? ¡Cuenten, cuenten!

¡Feliz jueves!

Detalles de última hora a tener muy en cuenta en una mudanza

Como decíamos en nuestro post anterior, una mudanza genera estrés y puede llegar a ser un acontecimiento bastante traumático. Es habitual que se produzcan roces entre los miembros de la familia y no siempre sabemos lidiar bien con la presión que supone el traslado. Es por ello que si hemos optado por contratar los servicios de una compañía de mudanzas, debemos procurar que ésta sea de confianza y de reconocido prestigio. Si contamos con ayuda profesional podremos ceder el bastón de mando en ciertos aspectos e intentar disfrutar un poco más del día.

Existen compañías de mudanzas de todos los tamaños y colores. Quizá sólo necesiten trasladar algunos muebles. Es posible que posean objetos de mucho valor o antigüedades que requieran de un cuidado especial. Pueden requerir servicios de guardamuebles. Busquen la empresa que mejor se adapte a sus necesidades. Pidan recomendaciones a sus amigos y conocidos y contraten la empresa con la que se sientan más cómodos. Cuando se hayan decidido por una compañía de mudanzas (esperamos que se trate de Mudanzas OCM), acuerden con ellos una fecha. Nuestra recomendación aquí es que si efectivamente eligen nuestra empresa, no dejen de llamarnos para cualquier duda o detalle que necesiten resolver con anterioridad al día del “desembarco”.

También hemos comentado en este blog que la planificación es de vital importancia. Como si se tratara de una boda, de unas vacaciones o de un gran evento, hay que planear con mucha anticipación para evitar desagradables sorpresas con los detalles de última hora en una mudanza. Especial atención merecen ciertos aspectos de la mudanza que no se pueden resolver el mismo día del traslado y que tendremos que haber resuelto con anterioridad. Son los siguientes:

detalles de última hora en una mudanza

¿Qué hago en la mudanza con toda la comida que tengo la nevera?

La mudanza es el mejor momento para descongelar y limpiar la nevera. Procuren no hacer grandes compras de productos frescos antes del traslado de modo que no se eche comida a perder. Los productos congelados se pueden trasladar en una nevera portátil pero tengan en cuenta que si se rompe la cadena de frío y se descongelan total o parcialmente, es peligroso volver a congelarlos. La opción más recomendable es dar la comida sobrante a familiares o vecinos.

¿Y los suministros? (gas, electricidad, agua, teléfono, televisión, Internet, etc.)

Fundamental. Lógicamente no queremos que se siga cobrando el consumo en la casa que abandonamos y por supuesto necesitamos todos estos servicios en la nueva casa. Hay que contactar a todos los proveedores y avisar de nuestro próximo cambio de domicilio, así como coordinar la visita de sus correspondientes instaladores. Consejo especial Mudanzas OCM: éste es un muy buen momento para renegociar tarifas con todas las compañías. ¡Aprovechen la ocasión!

¿Qué va a pasar con mi correo postal?

Hagan una lista de todas las empresas, personas y organizaciones que les remiten correo a casa; verán cómo hay muchas más de las que piensan. Deberán notificar a todos su cambio de dirección. Es importante que en todo caso dejen su nueva dirección a quien corresponda (nuevos propietarios o inquilinos, vecinos, etc.) con el objetivo de que les reenvíen las cartas que todavía lleguen a su nombre.

¿Y mis joyas?

No sólo sus joyas. Nuestro consejo es que tanto sus joyas como cualquier otro objeto de valor sean trasladados por ustedes. Relojes, pasaportes, llaves o escrituras, pueden ir en una pequeña maleta o bolsa de mano y apartada del resto de cajas de la mudanza. Quizá quieran meter aquí los mandos a distancia de la televisión o incluso el abridor de botellas. Piensen que unas de las primeras cosas que querrán hacer al llegar a su nueva casa sea (quizás) sentarse a ver la televisión con una cerveza en la mano.

¿Y qué hago con los niños? ¿Y el perro?

Queríamos dejar esto para el final porque lo consideramos uno de los aspectos más importantes. Lo ideal es que nuestros hijos y mascotas no estén presentes el día de la mudanza, siempre y cuando podamos evitarlo. Si algún amigo o familiar puede hacerse cargo de ellos, muchísimo mejor. De este modo evitamos distracciones y frustraciones adicionales innecesarias. Ahora bien, si no tienen más remedio y les acompañan los más pequeños, no dejen de consultar nuestro post dedicado a ellos.

El día de la mudanza y una vez todo haya sido cargado en el camión, recuerden dar una última vuelta (o varias) a la casa y asegúrense de que todo está en orden. Intercambien su teléfono móvil con el chófer del camión.

Por último les recomendamos también que cuando lleguen todos a destino, estén muy disponibles para los empleados del servicio de mudanzas. Lo ideal es que ustedes puedan ir indicándoles dónde va cada caja. De este modo, cada objeto estará en su habitación o estancia correspondiente y no hará falta mover más cajas.

Hasta aquí nuestros consejos de hoy. En lo que no le podemos ayudar es en el desempaquetado; esto se lo dejamos a ustedes… 🙂

 

 

 

Mudanzas internacionales; ¿qué hacemos con los niños?

No nos engañemos. Una mudanza genera estrés; mucho estrés. Pensamos en mudanza y nos echamos las manos a la cabeza por todo lo que ello implica. Desde Mudanzas OCM podríamos limitarnos a hablar del puro traslado físico de nuestros muebles y enseres pero no podemos olvidar todos los demás aspectos de esta gran aventura.

Hoy queremos tratar un aspecto concreto de la mudanza de larga distancia, ya sea dentro de nuestro propio país o sea una mudanza internacional.  Queremos hablarle sobre qué hacer con nuestros niños pequeños el mismo día del viaje pero, empecemos por el principio.

Dependiendo de adonde hayamos decidido irnos, habremos tenido que elegir nuevo barrio, una nueva casa y nuevo colegio para los niños. Habremos valorado también los diferentes servicios existentes allá donde vayamos, como pueden ser los hospitales, los comercios o las conexiones con el transporte público. A todo ello se suma la odisea, quizá, de haber tenido que aprender (o pulir) un nuevo idioma. Es probable que nos enfrentemos a un nuevo entorno laboral o empresa.

Habrá estrés emocional porque quizá haya que despedirse de familiares y amigos. Habrá estrés financiero y tendremos que vigilar los gastos. Vamos a dar un grandísimo paso y desde Mudanzas OCM queremos insistir en que la planificación es el mejor remedio para todos estos retos.

El día de la mudanza

Ahora bien, una de las cosas que raramente se planifica es nuestro transporte en sí. El traslado de nuestra familia, niños incluidos, ya sea en coche, tren o avión, es un asunto muy importante a considerar. Tengamos en cuenta que esto no se trata de un viaje normal y que los cambios les afectan a los niños especialmente. Nuestros hijos también sufren estrés y nuestra odisea es su odisea, sin que nadie les haya pedido opinión.

mundanza internacional con niños

Es por ello que hoy queremos darles algunos consejos para que sus hijos se entretengan y diviertan durante el viaje, haciendo que reine toda la paz que sea posible y que todos disfruten.

Libros de actividades

Dependiendo de la edad de sus hijos, llévese algunos cuadernos o libros de actividades. Pueden comprarlos o, si se atreven, fabricarlos ustedes mismos. El cuaderno se puede convertir en un diario del viaje, en el que le pedimos a los niños que anoten todo lo que les ocurre o sucede durante el día.

Parada obligatoria en lugares con entretenimiento para niños

Es evidente pero no siempre lo tenemos en cuenta. Los niños tienen muchísima energía y necesitan canalizarla de algún modo, especialmente durante una mudanza. Si el lugar en el que paramos a comer dispone de columpios o piscina de bolas, muchísimo mejor. Después de una comida no muy copiosa nuestros niños podrán saltar, gritar y correr todo lo que quieran.

Crear un mapa del tesoro

Sí, tenemos que echarle un poquito de imaginación pero nuestros hijos bien lo merecen, ¿no? Durante el viaje habrá que hacer más paradas de lo normal, precisamente porque viajamos con personas “pequeñas”. ¿Por qué no convertimos entonces cada parada en una meta de nuestro mapa del tesoro? Al final del mapa estaría situada la nueva casa y los niños nos pueden ayudar a resolver las diferentes pistas o pruebas que hayamos imaginado.

Películas y audiolibros

No nos olvidemos de la tecnología. Los DVD’s, tabletas o audiolibros nunca sobran.

Los juegos tradicionales

Si no quiere que sus hijos queden hipnotizados con pantallas y juegos electrónicos, recuerde que existen juegos tradicionales en los que además puede participar. El “veo-veo”, el bingo, las adivinanzas, las palabras encadenadas, etc. son sólo algunas de las opciones disponibles. Haga un esfuerzo un aproveche el viaje para pasa tiempo de calidad con los pequeños.

Su propia bolsa de viaje

Deje que sus hijos preparen su propia bolsa de viaje (con supervisión adulta), con sus juguetes y objetos favoritos. Deje incluso que incluyan algunas de las golosinas que más les gustan, siempre dentro de un orden, por supuesto. Con sus cosas y sus propios snacks se sentirán más seguros y felices durante el viaje.

Pastillas para el mareo y chicles

Imprescindible. Muchos niños sufren de cinetosis por lo que es vital estar preparado con pastillas específicas para ello y también con chicles. No hay nada peor en una mudanza internacional que un niño cansado, mareado y estresado.

¿Y usted qué opina? ¿Ha realizado algún gran viaje con niños como consecuencia de una mudanza? ¡Cuéntenos!