Cómo empaquetar el garaje

Si vives en una casa independiente, un chalet o un bungalow adosado, lo más normal es que dispongas de un garaje y que, con el tiempo, éste haya acumulado todo tipo de trastos, herramientas y, por qué no decirlo, suciedad. No siempre es fácil mantener limpia una zona de la casa en la que duerme el coche y en la que conviven toda suerte de productos de limpieza, combustibles, pinturas y lubricantes. No es pues de extrañar que no sea fácil empaquetar el garaje llegado el momento de hacer la mudanza, motivo por el que desde Mudanzas OCM queremos alumbrar esta cuestión.

 

empaquetar el garaje

 

Empaquetar el garaje; precauciones y consejos

  • Lo primero que has de hacer antes de empaquetar el garaje es deshacerte de los productos químicos y tóxicos que puedas tener guardados. La realidad es que las pinturas o los disolventes —por ejemplo— no viajan bien y pueden ser peligrosos si no son tratados convenientemente. Si los botes ya están abiertos, valora si no merece la pena tirarlos —en un punto limpio, como es debido— y comprar unos nuevos cuando llegues a tu casa nueva.
  • Mete las herramientas eléctricas en cajas independientes, o por lo menos no cargues demasiado las cajas. Nos referimos aquí, por ejemplo, al taladro, la sierra de calar o la máquina de lijar.
  • Busca pequeños contenedores, botes o cajitas para guardar separadamente los clavos, tuercas y toda la tornillería. De este modo evitarás tener que clasificarlo todo de nuevo cuando llegues a destino.
  • Envuelve las herramientas largas —rastrillo, cortabordes, etc.— empleando mantas y cinta americana. Será más fácil transportarlas y te protegerás frente a posibles lesiones.
  • Limpia y vacía el cortacésped. Si usas una máquina de gasolina, vacíala de aceite y combustible para evitar pérdidas durante el trayecto. Tampoco es mala idea limpiar completamente los restos de césped que pueda contener el depósito; ¿tiene sentido empaquetar el garaje para llevar césped de tu vieja casa a la nueva?
  • Por último, prepara una pequeña caja con herramientas imprescindibles que puedan hacerte falta el mismo día de la mudanza. Ten en cuenta que quizá necesites desmontar y montar pequeños elementos, como rieles de cortina, apliques, lámparas, etc. ¡No te conviene empaquetar el garaje y esconder todos los destornilladores en el fondo de una caja!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.