Cómo vestirse para una mudanza

cómo vestirse para una mudanza

¿Cómo vestirse para una mudanza? Sí, puede parecer una pregunta algo tonta porque lo último en lo que estarán ustedes pensando es en la ropa que llevarán “el gran día” (y no, no nos referimos a su boda precisamente) pero desde Mudanzas OCM les podemos confirmar una realidad inapelable: la mejor manera de estropear el día de la mudanza es llevando ropa o calzado inadecuado.

Hoy queremos hablarles sobre ello, en la esperanza de que no hayan guardado ya toda su ropa en el fondo de una grandísima caja.

Cómo vestirse para una mudanza; usemos la cabeza

Zapato cerrado y cómodo

Sí, ya lo saben, es evidente, pero no sería la primera vez que vemos a clientes queriendo participar en la mudanza llevando sandalias, chanclas o alpargatas. El zapato ha de ser cerrado y, como mínimo, semi-rígido, como lo son las zapatillas de deporte, por ejemplo.

El día de la mudanza todo estará fuera de su sitio y será fácil tropezar; muchísimo más fácil será dar un traspié si nos calzamos simplemente unas “havaianas”.  También es posible que nos caigan objetos o cajas sobre los pies y con toda seguridad querremos ayudarnos con la punta del pie para apoyar en el suelo algún mueble o somier.

Además de la protección hay que considerar la comodidad. Será un día largo (o muy largo) por lo que están descartados los zapatos de tacón o plataforma; hay que llevar zapato plano en todos los casos. Recomendamos fervientemente que no estrenen calzado, para evitar que unos zapatos nuevos puedan hacerles daño.

Ropa cómoda

También es algo lógico pero han de llevar ropa con la que se sientan cómodos. Quizá quieran ponerse ropa para hacer deporte (¡las mudanzas son un poco deporte!) o quizá tengan bastante con unos vaqueros y una camiseta de manga corta. Son válidas todas las opciones, siempre y cuando la ropa no sea demasiado ancha; cuanto más ceñida llevemos la ropa, menos posibilidad habrá de que se produzca un enganchón con cualquier objeto o saliente.

¿La mejor opción desde nuestro punto de vista? Pónganse ropa vieja; es probable que la manchen e incluso que la rompan a lo largo del día.

Ropa adecuada a la temperatura

Recomendamos usen el sentido común y consideren que la mudanza puede ser algo muy físico. Estén preparados para sudar y usen ropa que puedan quitarse por capas, en función del calor que tengan.

La ropa que se pongan dependerá también de la estación del año en que se encuentren pero desde Mudanzas OCM les confirmamos que hay que prestar más atención a los días de verano que a los de invierno; es más probable que sufran un golpe de calor que una hipotermia, por lo menos cuando la mudanza sea en España.

En resumidas cuentas, adaptemos nuestra vestimenta al clima y seamos inteligentes al hacerlo. Lleven siempre agua y no hagan sobre-esfuerzos innecesarios. Si es posible, dejen que su empresa de mudanzas se ocupe de todo.

¡Con bolsillos por favor!

Destornilladores, llaves, cinta de embalar, teléfono o cartera; ¿dónde vamos a dejar estas cosas si ya no hay muebles ni aparadores en casa? Es fundamental que nuestra ropa cuente con bolsillos y que éstos puedan cerrarse o asegurarse de algún modo.

Recójanse el pelo

Es nuestro último consejo, válido tanto para mujeres como para hombres. Si tienen el pelo lo suficientemente largo como para que se enganche con algo, recójanselo. Si lo hacen, además de prevenir accidentes, les molestará menos y no tendrán que estar retirándoselo de la cara constantemente.

Llegado este punto no tenemos nada más que añadir pero sí quisiéramos cederles la palabra; ¿quieren añadir algún consejo sobre cómo vestirse para una mudanza?

 

2 opiniones en “Cómo vestirse para una mudanza”

  1. Carolina, gracias por seguirnos y por su comentario. Efectivamente, nos encontramos de todo…en futuros posts quizá contemos algunas anécdotas más concretas. Saludos y gracias de nuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.