Consejos para una mudanza de larga distancia

Una mudanza tiene muchas complicaciones y piezas móviles con las que no siempre es fácil lidiar, motivo por el que existe mucha literatura en internet sobre cómo realizar una mudanza “sin estrés”. Porque sí, las mudanzas son estresantes y una fuente de preocupaciones, por muchos motivos diferentes. Cambios de trabajo, de colegio, de barrio, de vecinos e incluso de amigos. ¿Nos adaptaremos a nuestro nuevo hogar? ¿Les gustará el nuevo colegio a los niños? ¿Nos irá bien en la nueva empresa? Todas estas preocupaciones se acentúan cuando nos enfrentamos a una mudanza de larga distancia.

Porque “larga distancia” significa que quizá estemos yéndonos a otro país, en el que se habla otro idioma y en el que la cultura es diferente. Y aunque frente a estos factores no te podemos ayudar, sí nos sentimos con la autoridad suficiente para asesorarte en lo que debe ser una mudanza de larga distancia sin complicaciones. Veamos:

 

mudanza de larga distancia

Mudanza de larga distancia; olvida las preocupaciones

1.- Cuando la mudanza es local o nacional, puede haber dudas y quizá no tengas claro si merece la pena contratar a una empresa profesional de mudanzas. Con la mudanza de larga distancia, no hay duda posible. Por muy atrevido que seas, te recomendamos fervientemente que contrates los servicios de una empresa de reconocido prestigio en el sector, para que se ocupe de todo. No es lo mismo cambiarse de barrio que cambiarse de país, y una empresa como Mudanzas OCM te aliviará de toda la carga y del estrés que ello supone.

2.- En una mudanza de larga distancia, es posible que llegues a destino mucho antes que tus pertenencias. Quizá viajes en avión y el camión de la mudanza tarde algunos días en llegar. Debes llevar contigo lo necesario para sobrevivir hasta que lleguen tus cosas, y no nos referimos solamente a la ropa. Las medicinas de primera necesidad, los documentos importantes y los cargadores de los móviles —por ejemplo— deben ir contigo en todo momento.

3.- En tercer y último lugar, en una mudanza de larga distancia has de prestar especial atención a los niños y las mascotas. Los niños deberán estar entretenidos porque lo normal es que se pongan nerviosos durante el trayecto. Procura llevar algunos de sus juegos y juguetes favoritos para tenerlos distraídos. En cuanto a los animales, dependiendo del tipo de viaje, deberás recurrir a servicios especializados en el transporte de mascotas. Los perros y los gatos —por ejemplo— pueden sufrir muchísimo estrés durante este tipo de traslados por lo que no puedes descuidar este aspecto de la mudanza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.