Mover plantas en una mudanza; ¡también son seres vivos!

Creemos que el título de este post lo dice todo pero lo explicaremos igualmente. Las plantas no son siempre fáciles de mantener y es una pena que, llegado el momento de la mudanza, no puedas llevarlas contigo. Está claro que las plantas de maceta son fácilmente transportables pero, ¿qué pasa con las plantas de jardín? En todos los casos, tanto para plantas de exterior como de interior, existen algunos consejos para mover plantas que pueden ayudarte con este apartado de la mudanza.

mover plantas mudanzas ocm

Mover plantas sin dañarlas y sin ensuciar toda la casa

1.- Lo primero que se te puede ocurrir es que para mover plantas es importante podarlas adecuadamente, con el objetivo de que ocupen menos y evitar con ello que sufran daños. Es preferible que las podes como mínimo una semana antes de la mudanza y que aproveches para tratarlas contra los parásitos correspondientes.

2.- Si vas a mover plantas en maceteros de cerámica o barro, asegúrate de que no existan grietas o roturas en ellos. Si detectas alguna fisura, deberás trasplantar a una maceta nueva para evitar accidentes desagradables o goteos durante la mudanza.

3.- Las plantas de maceta las puedes transportar en cajas, pero intenta que las cajas estén forradas de plástico en su interior, de nuevo, para evitar goteos o derrames. Drena bien las macetas de agua antes de meterlas en las cajas.

4.- No cargues las cajas de plantas en exceso. Puede parecer lo contrario pero las plantas pesan y si cargas demasiadas dentro de una misma caja, ésta será difícil de transportar, además de que las plantas se pueden dañar unas a otras.

5.- Para mover plantas de maceta grandes, mete el macetero en una bolsa grande de plástico (de basura o del supermercado) y ata la bolsa al tallo o tronco con algo de hilo o cuerda. Su transporte será mucho más fácil y limpio.

6.- Si necesitas mover plantas de maceta altas o inestables, inserta en el macetero una tira de bambú o de madera flexible y fija la planta con hilo o cuerda fina.

7.- Para plantas grandes de jardín, el proceso es algo más tedioso. Huelga decir que lo ideal es dejar las plantas donde están pero si te estás mudando y las aprecias mucho, sí podemos darte algunos consejos para mover plantas grandes.

Un mes antes de la mudanza, cava una zanja circular alrededor de la base de la planta que te quieras llevar, rodeando al sistema de raíces de la misma. Al hacerlo, cortarás las raíces más grandes pero no te preocupes. Seguidamente, rellena la zanja con arena fina o con compost y riega bien el conjunto durante las siguientes semanas.

Este proceso permite que se desarrollen nuevas y jóvenes raíces más pequeñas, fáciles de mover sin dañarlas. Llegado el momento de la mudanza, extrae la planta con cuidado (sacando de nuevo la arena o compost) e inserta la base de la planta en una bolsa de plástico, asegurándola de nuevo al tallo o tronco con un pedazo de hilo.

Una vez en su nuevo destino y plantada convenientemente, no olvides regarla abundantemente hasta que se consolide.

8.- Mover plantas no siempre es posible, especialmente si son muy grandes o muy delicadas. En estas circunstancias, una alternativa es esquejar tu planta, con el objetivo de plantar el esqueje en tu futuro jardín o macetero con el fin de que crezca una nueva planta. Si no tienes muy claro cómo hacer esto, acude a tu centro de jardinería más cercano y pide consejo. Estamos seguros de que estarán encantados de atenderte.

Un dato curioso; ¿sabías que reproduciendo una planta por esquejes, lo que consigues es, literalmente, un clon de la planta original?

9.- Si pretendes mover plantas al extranjero, infórmate muy bien con anterioridad sobre las políticas del país destino en este sentido. Puede haber prohibiciones o restricciones a la introducción de ciertas especies.

10.- Para mover plantas de interior que necesitan mucha luz, con dos o tres semanas de antelación intenta reducir la luz que reciben pero hazlo gradualmente. Cada día que pase, reduce un poco su exposición a la luz. De este modo, las acostumbrarás a la oscuridad del camión de la mudanza.

11.- Si es posible, procura que las plantas sean lo último que sube al camión de la mudanza y lo primero que salga cuando llegues a destino.

Si sigues estos consejos, sobrevivirás a la mudanza de tus plantas y ellas te lo agradecerán, ¡a su manera!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.