Cómo mover una caja fuerte; ¿por tu cuenta?

Lo primero de todo y ante nada, desde Mudanzas OCM no recomendamos en absoluto que te lances a mover una caja fuerte por tu cuenta. Es un trabajo muy especializado, complicado y hasta peligroso, por lo que tómate un momento para reflexionar sobre ello. ¿De verdad quieres asumir el riesgo de mover una caja fuerte sin ayuda profesional?

Quizá haya circunstancias que te hagan pensar que puedes hacerlo por tu cuenta. Quizá sólo tengas que mover la caja dentro de una misma casa. Puede que tengas muchos amigos fuertes y dispuestos. Es posible que tengas algo de experiencia y mover una caja fuerte no te sea un trabajo completamente ajeno. Y existe la posibilidad de que cuentes con unas herramientas muy prácticas que te aportan confianza.

Sea cual sea el motivo de que vayas a mover una caja fuerte por tu cuenta, aquí tienes algunos consejos básicos. Creemos que es vital tener en consideración estos puntos, por tu seguridad y la de los que te van a ayudar; ¡porque suponemos que sí te ayudarán los amigos!

 

mover una caja fuerte

Mover una caja fuerte sin ayuda profesional

  • Vas a necesitar una carretilla extra fuerte y no sirve cualquiera. Teniendo en cuenta que una caja fuerte puede pesar fácilmente 200 kilos, deberás fijarte en las especificaciones del fabricante de la carretilla para no encontrarte con sorpresas desagradables.
  • Para mover una caja fuerte son indispensables cinchas de sujeción, para sujetar la caja a la carretilla —por ejemplo— y para tener algo con lo que asirla. Tampoco vienen mal unas mantas sobre las que deslizar la caja, especialmente si vamos a moverla dentro de una misma casa u habitación.
  • Aunque quizá no cambie mucho las cosas, mover una caja fuerte puede ser más fácil si la vacías de su contenido, ¡siempre y cuando tengas un sitio seguro en el que dejar tus cosas de valor mientras tanto!

Y a partir de aquí, por supuesto, recurre a tus amigos. No puedes mover una caja fuerte tú solo. Planifica muy bien los movimientos que deban hacerse con la caja antes de moverla y viste adecuadamente. En un mundo ideal, usa un calzado de punta reforzada. Sé paciente, concienzudo y cuidadoso.

Y de nuevo, plantéate si de verdad quieres acometer este trabajo por tu cuenta y no dejes de considerar a Mudanzas OCM como tu mejor aliado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.