Mudanza con adolescentes (2ª parte)

Hace dos semanas ofrecíamos aquí algunos consejos sobre cómo afrontar las mudanzas con adolescentes, pero nos comprometimos a dar seguimiento a dicha entrada con algunas recomendaciones adicionales en este sentido. Ésta es nuestra misión de hoy; ayudarte a que las mudanzas con adolescentes no se conviertan en un verdadero dolor de cabeza.

Aunque en el mundo de hoy día estamos “híper-comunicados” y nuestros hijos cuentan con toda una serie de dispositivos electrónicos para seguir en contacto con sus amigos, es importante cuidar las formas y darles a las despedidas la importancia que merecen, sobre todo en las mudanzas con adolescentes. A continuación te exponemos algunos consejos adicionales:

mudanzas con adolescentes

Mudanzas con adolescentes; recomendaciones finales

  1. Organiza las despedidas adecuadas. Es vital para todos despedirse convenientemente, pero todavía lo es más para tu hijo o hija adolescente. Tengamos en cuenta que, para nuestros niños, mudarse puede ser algo traumático, motivo por el que hay que esforzarse por cerrar la actual etapa desde un punto de vista emocional. Lleva a tu hijo a los sitios asociados con buenos recuerdos y permite que pase allí unos momentos, para que pueda despedirse a su manera.
  2. Permite que tu hijo disfrute de una de sus actividades favoritas, con amigos, una última vez.
  3. Organiza una gran fiesta de despedida, en casa y con todos los amigos de tu hijo. Las mudanzas con adolescentes debemos desdramatizarlas y convertirlas, por qué no, en un acontecimiento agradable (incluso festivo) para todos.
  4. Organiza una acampada que tu hijo pueda disfrutar con sus amigos y amigas, con la supervisión de un adulto si fuera necesario.
  5. Ayuda a tu hijo a comprar algunos regalos de despedida para sus amigos más cercanos.
  6. Si tu hijo está en el último curso previo a la universidad, valora la posibilidad de que se quede con algún familiar cercano durante este último año. Puede parecer una medida drástica pero mudarse durante un año tan importante puede ser muy complejo para él.
  7. Si consideras que tu hijo es demasiado pequeño para estar presente el mismo día de la mudanza, recuerda nuestros consejos en este sentido; siempre es mejor que se quede con un amigo o familiar en este día tan atareado.
  8. Cuando la mudanza haya tenido lugar y la familia ya se encuentre en su nuevo destino, intenta involucrar a tu hijo en nuevas actividades, como las que pueda ofrecer su colegio, para que se integre más rápidamente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.