Pintar las paredes o arreglar los suelos; ¿por dónde empiezo?

Cuando te enfrentas a una mudanza, una de las principales disyuntivas que vas a tener que resolver es si debes pintar las paredes o arreglar los suelos primero. Una casa vacía es, en cierto modo, un lienzo en blanco y nadie te va a decir cómo deben hacerse las cosas. Eres tú quien toma las decisiones; el aspecto y acabado final de la vivienda va a depender exclusivamente de ti. ¿Vas a pintar las paredes antes de arreglar los suelos o crees que es mejor ocuparte del suelo primero?

Vaya por delante que ésta es una situación ideal. Una casa vacía es la mejor manera de ocuparte de pequeñas reparaciones, arreglos y mantenimiento. Te puede interesar incluso dejar tus muebles en un guardamuebles un par de días para poner la casa a punto.

Regresando a las paredes y suelos, se trata muchas veces del dilema del huevo y la gallina; ¿qué ha de hacerse primero?

 

pintar las paredes

 

Pintar las paredes y arreglar los suelos; ¿el huevo o la gallina?

Hay gente que dice que arreglar los suelos es lo primero que debes hacer, sobre todo cuando te enfrentas a superficies que han de lijarse o acuchillarse. Ten en cuenta que, si primero pintas y luego tratas el suelo, puede que manches o estropees las paredes con las partículas en suspensión que se producen con el lijado.

Pero también hay personas que indican lo contrario; es mejor pintar las paredes y luego arreglar los suelos, evitando manchas indeseadas en el parqué.

Entonces, ¿cuál es la mejor manera de proceder?

Lo cierto es que no hay una respuesta perfecta a esta cuestión y que la solución depende mucho de cada situación en particular. Ahora bien, lo que sí podemos hacer es aconsejarte paciencia en todas las circunstancias. Si vas a pintar las paredes primero, espera todo el tiempo que sea necesario para que se sequen convenientemente y no arregles el suelo hasta que así sea. De manera análoga, si vas a empezar por arreglar los suelos, una vez lo hayas hecho, ocúpate de protegerlos muy bien con plástico antes de ponerte con las paredes.

 

Herramientas indispensables en una mudanza

¿Conoces el servicio de post-mudanza de Mudanzas OCM? Si no lo conoces, lee lo siguiente con atención.

Imagina que acabas de mudarte y que, a pesar de que todo ha ido como la seda, sufres de un agotamiento y un cansancio tales que crees necesitar por lo menos una semana de vacaciones para recuperarte.

Las mudanzas suponen no sólo un esfuerzo físico, sino que conllevan también una carga psicológica considerable; el estrés y la preocupación por una nueva casa, un nuevo barrio o un nuevo colegio para los niños (entre otros muchos factores) puede provocar ansiedad en el más común de los mortales.

Imagina ahora que, realizada la mudanza, te enfrentas a la tarea de colgar cuadros, apliques, cortinas, lámparas, repisas o adornos. Puede que también debas realizar algún trabajo menor de fontanería, electricidad o jardinería; ¿te quedan fuerzas para ello? ¿Sabes en qué caja exactamente metiste las herramientas que ahora necesitas?

Mudanzas OCM pone a tu disposición el servicio de post-mudanza, de la mano de un operario que realiza todos estos pequeños trabajos por ti, incluyendo también el montaje de muebles.

A pesar de ello, con ayuda o sin la ayuda de nuestra empresa, todo hogar debe contar con una caja de herramientas indispensables, suficientes para abordar cualquier tipo de trabajo menor o bricolaje en el hogar. Hoy queremos decirte precisamente cuáles son esas herramientas indispensables para que te hagas con ellas o para que complementes tu caja de herramientas con las que faltan.

 

herramientas indispensables

Herramientas indispensables para el hogar

  • Martillo. Te servirá tanto para trabajos delicados como para aplicar fuerza bruta. Es una de las herramientas indispensables que no puede faltar en ninguna caja de herramientas.
  • Espátula. Para eliminar pintura, pegamentos o restos de suciedad, pero también para aplicar y extender colas, masillas o siliconas.
  • Gafas protectoras. No requiere mucha explicación pero es una de las herramientas indispensables para proteger nuestros ojos frente a todo tipo de impactos.
  • Llave inglesa. Elige una preferiblemente grande, que sirve para tuercas de todos los tamaños. Es una de las herramientas indispensables más versátiles.
  • Una lima metálica. Te puede sacar de más de un apuro, y no solamente para ayudar a escapar de la cárcel.
  • Serrucho de carpintero. Para pequeños trabajos en madera. Una de las herramientas indispensables que debes mantener alejada de los más pequeños.
  • Alicates planos. Para sujetar, doblar, cortar cables y apretar tuercas.
  • Pala de tipo muleta. Solamente aplica si dispones de un jardín. Para remover tierra y arena.
  • Taladro inalámbrico. Existe una oferta muy variada en taladros pero nuestra única recomendación es que sea, en efecto, inalámbrico. Los hay que sirven para taladrar y atornillar conjuntamente.
  • Juego de brocas. No puede faltar. El taladro es una de las herramientas indispensables para trabajos de todo tipo en casa; un juego de brocas es por extensión, indispensable también.
  • Nivel. Para asegurar que tus cuadros y repisas quedan todos nivelados. Existen hoy día hasta aplicaciones para el teléfono móvil que realizan la función de nivel.
  • 3 en 1. Para lubricar puertas, ventanas o verjas y que dejen de hacer ruidos molestos.
  • Cinta métrica. Por lo menos de 3 metros.
  • Juego de llaves Allen. Hoy en día, muebles y objetos de todo tipo emplean este tipo de tornillería.
  • Linterna. Una de las herramientas indispensables cuando se produce un corte de luz. Procura mantenerla siempre con las baterías cargadas.
  • Destornillador de cabezas intercambiables (o destornillador multi-punta). Es compacto y sus diferentes cabezas te ahorrarán tener que disponer de muchos tipos diferentes de destornilladores.
  • Cúter retráctil. Para cortar papel o cartón. Para abrir cajas y envoltorios. Siempre está afilado gracias a su cuchilla segmentada.
  • Escalera de mano. De aluminio y muy ligera, es una de las herramientas indispensables para colgar los cuadros y las lámparas. No puede faltar.
  • Alargador de cable. Con más de una toma de corriente y, como mínimo, de 10 metros (aunque esto dependerá del tamaño de tu vivienda).

Y por supuesto, además de herramientas, has de estar siempre bien aprovisionado de los consumibles básicos, tales como tornillos, clavos, tuercas, arandelas, alcayatas, cáncamos, tacos, tiritas, etc.

¿Qué llevas tú en la caja de herramientas y qué es lo que consideras herramientas indispensables? ¿Nos lo cuentas?