Comprar casa; ¿ahora o nunca?

Hace ya unos meses escribíamos un post sobre la compra de vivienda y analizábamos la idoneidad del momento para comprar casa. Hoy queremos retomar esta cuestión dado que cada vez son más las voces las que indican que el mercado inmobiliario se está recuperando; ¿realidad o ficción? Veámoslo.

 

comprar casa

 

Consejos para comprar casa

  • Lo primero de todo, nunca debemos dejarnos guiar por los grandes titulares de los periódicos. Es fácil dejarse llevar por la euforia y comprar casa porque creamos que los precios están de nuevo en el camino alcista, pero esto no tiene por qué ser necesariamente así.
  • En segundo lugar, debemos tener en cuenta que comprar casa ya no es una forma fácil de ganar dinero como lo era antes. Aunque los precios subieran, no es previsible que volvieran a hacerlo como antaño. Las subidas serán más graduales, lentas y coherentes.
  • En lugar de contemplar la generalidad del mercado y comprar casa con la expectativa de una subida generalizada de precios, debemos analizar cada mercado o zona en particular. Aunque los precios parece que están subiendo en grandes capitales como Madrid o Barcelona, éste no es necesariamente el caso en ciudades más pequeñas donde los precios siguen bajando.
  • Recuerda que antes de comprar casa debes hablar con tu banco para sondear el nivel de financiación y las condiciones que podrían ofrecerte. Es mejor saber de antemano de qué presupuesto vas a disponer cuando te lances a la búsqueda.
  • En el propio banco es probable que sepan de inmuebles en poder de la entidad financiera y que puedan ofrecerte en condiciones especialmente ventajosas. No dejes de preguntar por ello, por ejemplo, al director o directora de tu sucursal.
  • Emplea internet como fuente principal de información. Aunque en última instancia tendrás que salir a la calle para “pisar” potenciales viviendas, es importante que antes te informes bien de los niveles de precio en los diferentes portales inmobiliarios existentes. Comprar casa es ahora un ejercicio muy transparente en el que fácilmente encontrarás alternativas interesantes.
  • En último lugar, recuerda que todo es negociable en esta vida. Nunca te conformes con el primer precio que pidan los propietarios y haz todo lo que puedas para rebajar los precios.

De momento, es todo. La semana que viene daremos seguimiento a este post con algunos consejos adicionales relativos a comprar casa.

Hasta entonces, ¡mucha suerte!

El mercado de la vivienda; ¿momento para comprar?

mercado de la vivienda
¿Qué está pasando con el precio de vivienda? ¿Es buen momento para comprar? ¿Podré vender mi casa por fin? ¿Los bancos están concediendo hipotecas? ¿Dónde están subiendo más los precios? ¿Es verdad lo que dice la prensa? ¿Debemos hacer caso y lanzarnos a comprar una casa?

Muchas de estas preguntas se las estarán haciendo muchos de ustedes, sobre todo porque en las noticias escuchamos que “la crisis ha terminado” y que “el precio de la vivienda se está recuperando”. Si es cierto que los precios han tocado ya suelo, lo lógico sería comprar ahora, ¿no?

Desde Mudanzas OCM queremos exponerles los hechos de la manera más imparcial posible para que si han de tomar una decisión de compra (o venta) de una vivienda, por lo menos la tomen de una manera informada.

El mercado de la vivienda; algunas consideraciones

1.- En primer lugar, sepan que la evolución del mercado de la vivienda dependerá efectivamente de la marcha de la economía y todavía ha de confirmarse que España haya salido ya de la recesión. Ciertamente se ofrecen ya datos positivos de crecimiento pero hay que ser cautelosos y esperar a comprobar si la economía sigue creciendo a este ritmo a medio y largo plazo.

2.- En segundo lugar, tengan en cuenta que la agenda política y electoral del presente año 2015 podría afectar muy directamente a la hipotética recuperación y al mercado de la vivienda. Uno de los peores males para el crecimiento es la incertidumbre y las elecciones generan precisamente eso. Cuando la población siente miedo o expectación ante un cambio, puede volverse más conservadora en relación al consumo y dilatar sus decisiones de compra, lo cual frena la recuperación.

Parece existir consenso en que el precio de la vivienda aumentará a lo largo del 2015 y que lo hará hasta en un 2,5%. Hasta aquí, son buenas noticias, sobre todo por lo que supone para la economía. Tengamos en cuenta que el sector de la construcción es muy importante en España y que si se reanima el mercado de la vivienda, esto beneficiará a todos.

Ahora bien, cuando se habla de cifras de crecimiento del precio de la vivienda, muchas veces se habla de incrementos medios en el precio para todo el país, en lugar de dar las cifras por comunidades o provincias. Dependiendo de dónde vivan ustedes, los incrementos (o descensos) podrán variar mucho por lo que les recomendamos que no crean ciegamente las estadísticas ofrecidas por los medios de comunicación sobre el mercado de la vivienda.

3.- En tercer lugar, sí parece que es posible acceder de nuevo a una hipoteca pero ya no es tan sencillo como antes. Los bancos son mucho más cautelosos en la concesión de crédito y más exigentes con sus criterios de solvencia, garantía y capacidad de pago.

Es muy probable también que cuando se dispongan a solicitar la hipoteca para una vivienda que tengan pensado comprar, el propio banco les ofrezca una vivienda alternativa de su propiedad, de las muchas viviendas que la banca se ha adjudicado durante los últimos años. Es una realidad que le será más fácil conseguir financiación para una vivienda del banco que para la vivienda de un tercero. Ténganlo en cuenta.

En posts posteriores seguiremos hablando sobre el mercado de la vivienda. Nuestra intención era simplemente darles algunas pinceladas sobre la situación actual.

Lo que sí quisiéramos decirles es que, independientemente de la evolución de los precios, han de meditar mucho las decisiones que tomen en este sentido. Existen muchas viviendas disponibles en el mercado y si no tienen una especial urgencia por comprar, no se apresuren a ello. Al contrario que en el año 2006, no existe hoy día escasez de viviendas por lo que no hagan caso de lo que le puedan decir los vendedores con los que se encuentren.

Ahora bien, del mismo modo que les decimos que no tengan prisa, también les decimos que si encuentran una vivienda que les gusta, la pueden pagar cómoda y sobradamente y el banco les concede la financiación, no lo piensen mucho tampoco. Al fin y al cabo, si la vivienda es para uso propio y planean vivir en ella durante muchos años, no importa tanto si el precio baja otro 1% o no.

Y recuerden que cuando hayan encontrado un nuevo hogar, ¡pueden confiar en Mudanzas OCM para ayudarles con la mudanza!

10 consejos para comprar una vivienda

Si están leyendo estas líneas es posible que estén pensando en cambiar de vivienda, lo cual quizás implique que han de vender la que ocupan hoy día y comprar una nueva casa en un barrio o zona diferente. Puede además que su mudanza implique que han de cambiar de población, comunidad o incluso de país.

Hoy nos queremos centrar en darles consejos para comprar una vivienda dentro de nuestro mismo país. En otra ocasión nos ocuparemos de las compras de vivienda en el extranjero y más adelante trataremos también lo relativo al mercado del alquiler.

¿Cómo comprar pues una vivienda y no morir en el intento? A continuación les damos algunas pistas y consejos para evitar que comprar una vivienda se convierta en una pesadilla.

consejos para comprar una vivienda

Consejos para comprar una vivienda

1.- Sepan en qué mercado se encuentran. Como muchos sabrán ya, el mercado inmobiliario español tocó techo en el año 2007. Durante los diez años anteriores los precios habían subido de manera exponencial y éstos no reflejaban el valor intrínseco de las viviendas. La oferta era escasa en relación con la demanda, era habitual comprar sobre plano y los bancos otorgaban hipotecas sin hacen muchas preguntas cuando se pedía dinero para comprar una vivienda.

La situación hoy ha cambiado diametralmente. Salvo contadas excepciones, existe sobreoferta de vivienda. Los precios han bajado mucho y es probable que lo sigan haciendo. Los bancos se han convertido en los mayores propietarios del país y los compradores tienen más poder de negociación del que tenían antes de la crisis.

Dependiendo de cuándo se decidan a comprar, tendrán más o menos posibilidad de negociar. Los vendedores serán más o menos flexibles con los precios. Intenten analizar y comprender en qué situación se encuentran.

2.- Sepan quiénes son sus interlocutores. Háganse a la idea de que muchas de las promotoras inmobiliarias existentes antaño han desparecido y hasta caído en el olvido. Una inmensa mayoría de los inmuebles disponibles está ahora en manos de las empresas comercializadoras de los bancos. Éstas son algunas de ellas:

Las inmobiliarias tradicionales siguen existiendo, por lo que tampoco debe perderlas de vista. Les dejamos también algunos nombres:

Y sí, también sobreviven bastantes promotoras de obra nueva, como por ejemplo:

3.- Empiecen buscando en Internet. Los bancos, las inmobiliarias, las promotoras y en general todos los vendedores del mercado suelen disponer en su página web de un buscador de vivienda mediante el que filtrar y acotar una búsqueda determinada. Ahora bien, les recomendamos acudan en primera instancia a un buscador generalista puesto que éstos incluirán normalmente las viviendas de todos los demás:

4.- Busquen después también a pie de calle. Tengan en cuenta que no todas las viviendas que están a la venta están anunciadas en la red. Si saben a qué zona quieren trasladarse, dense una vuelta andando, con el fin de detectar carteles de “se vende”. Esto le servirá además para hacerse una mejor idea del barrio y de los servicios existentes en el mismo.

5.- Hablen con el director de su sucursal. Aunque su función no es estrictamente la de venderles pisos, es probable que tenga información y que conozca la oferta inmobiliaria del banco. Si no les ha ofrecido ya la información, adelántense ustedes. Lo habitual es que cuenten con un catálogo con su oferta inmobiliaria.

Éste es buen momento para preguntar por las condiciones de una posible hipoteca y conocer hasta cuánto dinero les podrían financiar.

6.- Entren en las inmobiliarias que existan a pie de calle en la zona en la que están buscando. Normalmente dispondrán de una oferta muy localizada y es posible que allí les puedan ofrecer algo interesante. Pregunten por los precios en la zona y consigan toda la información que puedan.

7.- No tengan prisa y solamente miren. No se comprometan con nadie ni se apresuren a reservar o señalizar viviendas con pagos anticipados de cualquier tipo. Como les hemos indicado anteriormente, existe mucha oferta.

Tengan en cuenta que el poder de negociación lo tienen ahora los compradores. Esto quiere decir que los precios que vean son básicamente precios de salida. No sean tímidos llegado el momento de hacer ofertas agresivas a la baja.

8.- Elaboren una lista de por lo menos diez viviendas “candidatas” y clasifíquenlas en función del precio, superficie, características, etc. Esto les ayudará a seleccionar de manera objetiva y a reducir la lista hasta un máximo de tres viviendas.

9.- Hagan una oferta verbal para cada una de las tres viviendas finalistas. Como hemos señalado anteriormente, sean agresivos y oferten, como mínimo, un 25% por debajo del precio de salida marcado por el vendedor. Es importante que el vendedor sepa que tienen otras alternativas y que entienda que la compra dependerá mucho de lo flexible que sea el precio.

A partir de este momento y en función de las respuestas que reciban a sus ofertas, deberán decantarse por una de las tres candidatas. Nuestra recomendación es que dejen a un lado su orgullo y no se tomen la negociación de manera personal. Tengan en cuenta que están comprando algo para toda la vida (o casi) y que lo importante es conseguir una buena relación calidad-precio. No tengan en cuenta la simpatía o antipatía de sus interlocutores y céntrense en lo importante.

10.- Busquen asesoramiento legal, para comprobar la titularidad de la vivienda y para certificar los datos registrales de la misma. También será de vital importancia contar con un abogado para la redacción y firma de los acuerdos de compraventa. 

Si nos tuviéramos que quedar con uno de los 10 consejos les insistiríamos en que no tuvieran prisa. Si hay algo que no les convence de la compra, no se dejen llevar por lo que le pueda decir el vendedor, el intermediario o cualquier otra persona. Existen muchas viviendas disponibles y ya no aplica aquello que se decía tanto en 2007: “¡me los quitan de las manos!”

¿Y Ustedes? ¿Tienen pensado comprar una vivienda en el corto plazo? ¿Ya han empezado a mirar? Cuanto antes empiecen, mejor. De este modo no tendrán que tomar ninguna decisión apresurada.

Hasta la vista.