Cosas que debes empaquetar separadamente en la mudanza

Cosas que debes empaquetar separadamente en la mudanza.- El día que realizas una mudanza es estresante y agotador. Incluso contando con ayuda profesional, debes estar pendiente de muchos pequeños —y no tan pequeños— detalles y has de poner el máximo empeño para que todo salga bien. Tienes que cumplir el horario, coordinar los trabajos de carga y descarga, asegurarte de que tus pertenencias no resulten dañadas en el traslado, vigilar a los niños y a las mascotas, etc.

Hay ciertas cosas que debes empaquetar separadamente en la mudanza porque, bajo ningún concepto, puedes permitir que se dañen o extravíen. Hoy queremos decirte qué cosas en concreto debes empaquetar separadamente en la mudanza para evitar sorpresas cuando llegues a tu nueva vivienda e intentes encontrarlas.

 

empaquetar separadamente

Empaquetar separadamente en la mudanza; simple cautela

  • Documentos relativos a tu nueva casa, como las escrituras, notas simples, documentos notariales, contratos de arrendamiento o de compraventa. Es importante no perderlos de vista porque pueden hacerte falta para ciertas gestiones en cuanto te instales (como dar de alta contratos de suministro, por ejemplo).
  • Billetes de avión. Si tu mudanza es internacional es probable que debas coger un avión en algún momento; ¿vas a arriesgarte a meter los billetes en una caja? Los billetes se deben empaquetar separadamente en la mudanza, sí o sí.
  • Documentos financieros, contratos de tarjeta de crédito y extractos. Mejor tener todo esto cerca.
  • Pólizas de seguro del hogar, de los vehículos que tengas y también los de salud.
  • Historiales del colegio de tus hijos y certificados de notas. Se deben empaquetar separadamente en la mudanza porque si los pierdes, será mucho más complicado inscribir a los pequeños de la casa en sus nuevos colegios.
  • Historiales médicos de toda la familia, junto con las recetas de los medicamentos que se estén tomando, dado el caso.
  • Ordenadores portátiles. Se han de empaquetar separadamente en la mudanza, entre otras cosas, por su fragilidad. No olvides los discos duros que contengan copias de seguridad.
  • Fotos familiares. Aunque hoy en día existen cada vez menos álbumes físicos de fotos, los que existen pueden tener mucho valor sentimental. No los pierdas tampoco de vista.
  • Cosas muy valiosas, como joyas, relojes de pulsera o el propio dinero. Lleva todo ello lo más cerca de ti que puedas, en una caja separada de todo lo demás.

Casi nos olvidamos de una cosa muy importante que debes llevar muy cerca, por no decir en un bolsillo; ¡las llaves de tu nueva casa!

Feliz mudanza.

Las cosas frágiles en una mudanza; ¿cómo evitar disgustos?

¿Por qué tiene que darse el caso de que las cosas frágiles en una mudanza son precisamente los objetos más caros o, peor todavía, los objetos por los que más estima sentimos? ¿Hay forma de proteger las cosas frágiles en una mudanza para evitar disgustos? Es muy fastidioso llegar a destino, a tu nueva casa u hogar, tras varias semanas (o quizá meses) de preparación y trabajos, para abrir una caja y encontrar roto lo que hay en su interior.

Es por este motivo por el que hoy queremos darte algunos consejos sobre cuáles son las cosas frágiles en una mudanza y sobre cuál es la mejor manera de evitar roturas o destrozos.

las cosas frágiles en una mudanza

Las cosas frágiles en una mudanza; toda precaución es poca

1.- Aparatos electrónicos. Son probablemente el número uno de la lista de cosas frágiles en una mudanza y una “víctima” muy probable durante el traslado.  Lo mejor que puedes hacer para evitar que se te rompa el nuevo y flamante televisor LCD es conservar su caja original y nunca tirarla; esta caja es la mejor manera de trasladarlo sin provocarle ningún daño. Lo mismo aplica para cualquier otro tipo de electrodoméstico o aparato electrónico.

2.- Espejos. Un espejo es una de las cosas frágiles en una mudanza que más protección necesita para trasladarlo. Si quieres evitar siete años de mala suerte, deberás esmerarte especialmente en envolver y empaquetar los espejos. Dependiendo exactamente de dónde se coloquen dentro del vehículo de mudanzas, protégelos con cojines y mantas. Toda precaución es poca.

3.- Mármol. Este material es muy pesado pero sorprendentemente, muy frágil también. Cualquier movimiento en falso o error de cálculo puede dar al traste con la encimera de mármol de nuestra mesa favorita. El mármol es además una de las cosas frágiles en una mudanza con la que podemos hacernos más daño, precisamente porque suele consistir en piezas grandes que se nos pueden caer, por ejemplo, en un pie. Mucho cuidado.

4.- La propia casa. Siempre nos olvidamos de que la casa es una de las cosas frágiles en una mudanza más susceptible de sufrir daños o desperfectos. Parece además que la casa que abandonamos ya no es “importante” y no solemos invertir tiempo en protegerla o asegurarla. Ten en cuenta que quizá necesitemos vender la casa que estamos vaciando o que quizá nuestro arrendador tenga que devolvernos una fianza por su alquiler. Cualquier desperfecto en quicios de puertas, paredes o techos (muy típicos durante una mudanza) puede afectar nuestro bolsillo. Lo mejor en estos casos es, de nuevo, confiar en una empresa de mudanzas profesional.

5.- Vajilla y porcelana. Esto aplica tanto a los platos y vasos como a los adornos del salón. No hay que ser muy inteligente para comprender que la porcelana es una de las cosas frágiles en una mudanza con más papeletas para romperse. Realiza su empaquetado con tiempo y mimo. Envuelve cada pieza por separado y procura que en las cajas no queden huecos vacíos.

6.- Cuadros. ¿Estaban en tu lista como una de las cosas frágiles en una mudanza? Es muy fácil rasgar el lienzo de un cuadro  y todavía más fácil es que el marco de un cuadro se tuerza o agriete. Dependiendo del valor que tengan los cuadros para ti, dedícales un apartado especial dentro del vehículo de mudanzas y protégelos bien con mantas.

7.- Alcohol. ¿Eres un amante del vino? ¿Dispones de toda una bodega que has de trasladar? El vino es, por ejemplo, muy susceptible al movimiento y a los cambios de temperatura. Para mayor gravedad, es facilísimo que las botellas se rompan golpeando unas contra las otras durante la mudanza.  Cuida mucho el empaquetado previo de cualquier tipo de botella porque, como es lógico, el cristal es una de las cosas frágiles en una mudanza que más probabilidades tiene de romperse.

8.- La lavadora (y la secadora). Una de las cosas frágiles en una mudanza que ha de ser trasladada, idealmente, por personal cualificado, especialmente si es de carga frontal. El tambor de una lavadora es muy frágil y ha de protegerse convenientemente durante la mudanza. De hecho, este electrodoméstico suele incorporar un kit de traslado que fija el tambor para este tipo de ocasiones; ¿lo sabías?

9.- Tu espalda. Hemos escrito un post específico sobre ello pero queremos insistir. Entre todas las cosas frágiles en una mudanza, tu espalda quizá sea la más importante porque hay lesiones que tienen muy difícil arreglo. Bajo esta categoría también incluimos tus huesos, tus músculos y tus articulaciones. Mover objetos grandes o pesados sin la necesaria experiencia, pericia o ayuda puede llevar a accidentes, de otro modo completamente evitables.

Quizá esté feo que lo digamos nosotros pero la mejor manera de proteger las cosas frágiles en una mudanza es contratando una empresa como Mudanzas OCM; no sé a qué estás esperando para llamar y pedir presupuesto sin compromiso…