Mudanza en Navidad; a veces no hay más remedio…

mudanza en navidad

 

Hacer la mudanza en Navidad puede parecer, a priori, poco conveniente. Ahora bien, la realidad es que a veces no hay más remedio. Quizá te estén entregando una nueva casa en estas fechas, o quizá dispongas de días de vacaciones que solamente puedes gastar en diciembre. Cualesquiera que sea el motivo, hoy queremos darte algunos consejos para que todo salga bien y que estas fiestas no sean recordadas por algún disgusto relacionado con el traslado.

Consejos para hacer tu mudanza en Navidad

1.- Reserva la mudanza con antelación. Si vas a hacer tu mudanza en Navidad, procura hablar con tu compañía de mudanzas con tiempo para asegurar su disponibilidad. Te puede parecer lo contrario pero mucha gente aprovecha esta época para hacer sus traslados por lo que, si esperas mucho tiempo, puede que no encuentres fácilmente la empresa adecuada para ayudarte.

2.- Depende mucho de dónde te encuentres en el mundo pero, tratándose de España, en diciembre/enero puede hacer mucho frío y las condiciones climatológicas se pueden tornar muy adversas. Nuestro consejo es que reces para que durante tu mudanza en Navidad las condiciones sean buenas pero que te prepares para lo peor, por si acaso. Ten a mano la ropa de abrigo y que los vehículos que se vayan a utilizar estén cargados de gasolina y revisados para una conducción invernal. Por supuesto, si la meteorología se complica mucho y la nieve amenaza, quizá tengas que tomar la decisión difícil de retrasar la mudanza; la seguridad es lo primero.

3.- Si hace frío, lo último que desearás es no tener electricidad o calefacción en tu nueva casa. Recuerda contratar a tiempo los nuevos suministros, para garantizar que tendrás servicio el día que te mudes. Imagina no poder encender las luces, prepararte un té, calentarte con la estufa o darte una ducha de agua caliente.

4.- Empieza pronto para poder terminar pronto tu mudanza en Navidad. Las noches son más largas en invierno y la oscuridad te puede sorprender antes de lo que esperes. Para no encontrarte haciendo la mudanza de noche, empieza todo lo temprano que puedas y aprovecha al máximo la luz del día.

5.- Si planeas celebrar la Nochebuena en tu nueva casa, no es mala idea etiquetar una caja especial dedicada a dicha noche, en la que puedes guardar la vajilla que vayas a utilizar o algunos adornos navideños; de este modo te será fácil darle un toque festivo a la casa en cuanto llegues. Realizar la mudanza en Navidad no significa que debas renunciar a la Navidad.

6.- Dale prioridad a las cortinas. Si te mudas a un chalet o a una casa adosada o semi-adosada, ¿te interesa que te vean todos los vecinos? Ten en cuenta que, de noche y con las luces encendidas, es muy fácil ver dentro de las casas desde la calle, haciéndote un objetivo fácil de las miradas indeseadas. Aunque sea como medida de seguridad, te aconsejamos que una de las primeras cosas que hagas en tu mudanza en Navidad sea colgar las cortinas. Además aislan del frío muy bien.

7.- Pon los regalos a salvo de los niños. Si vas a hacer una mudanza en Navidad es probable que haya que trasladar algunos regalos y si hay niños en la casa, es posible que los regalos corran peligro. Para evitar tener que explicar a los más pequeños los motivos de que los regalos ya estén en casa cuando todavía no han venido Papa Noel o los Reyes Magos, pide a algún amigo o conocido que los guarde hasta después de la mudanza. Por supuesto, esto será posible solamente si la mudanza es a un sitio cercano pero, si no fuera posible, quizá debas pensar en comprar los regalos una vez estés en tu nuevo destino.

8.- No recibas gente en casa. Está muy bien ser hospitalarios, pero quizá el año de tu mudanza en Navidad no sea el mejor momento para ser los anfitriones de Nochevieja. Bastante tienes con desempaquetar todas tus pertenencias y tener la casa presentable como para preocuparte de que nadie se haga daño tropezando con cajas, herramientas o muebles todavía descolocados.

Dicho lo cual, quisiéramos despedir el post felicitándote las fiestas. Esperamos que tu mudanza sea todo un éxito y que el traslado constituya el comienzo de una nueva y feliz aventura. Volveremos la semana próxima pero, hasta entonces, disfruta todo lo que puedas en familia. ¡Feliz Navidad!