La empresa de mudanzas profesional; merece mucho la pena

Es la duda de siempre. Te cambias de casa y tienes que decidir entre contratar una empresa de mudanzas profesional o lanzarte a realizar el trabajo tú mismo. Seguramente tengan mucho que ver el coste y la ayuda con la que cuentes por parte de familiares y amigos. Si crees que una mudanza es cara, y tienes muchos amigos, es más probable que decidas hacerla por tu cuenta. En cambio, si “viajas ligero” y no cuentas con mucha ayuda, quizá estés pensando en contactar una empresa de mudanzas.

empresa de mudanzas

Hoy queremos hacer hincapié en la importancia de contar con profesionales, independientemente de los factores expuestos más arriba. Consideramos que, en casi todos los casos, es mejor que tú te dediques a organizar y gestionar, y que nos dejes el trabajo pesado a nosotros.

Empresa de mudanzas, para todos los bolsillos

  • La mudanza es uno de esos servicios cuyo precio es inferior de lo que pensamos. Y mucha gente, solamente por esta creencia, ni siquiera solicitan presupuesto a una empresa de mudanzas. Nuestra recomendación en este sentido es que no lo dudes; contacta con tu empresa de mudanzas de confianza y pregunta cuánto puede costar la realización de tu traslado.
  • Si cuentas con profesionales, vas a evitar lesiones y accidentes. Porque reconozcámoslo, nuestro fuerte no es la carga y descarga de muebles. ¿No es más lógico que este tipo de trabajo pesado y especializado lo realicen los profesionales? Aunque tengamos muchos amigos voluntariosos, no tiene sentido que se expongan a hacerse daño.
  • Tus pertenencias sufren menos en manos de una empresa de mudanzas profesional. Nuestros operarios con extremadamente cuidadosos en el desmontaje y posterior montaje de tus muebles. Saben protegerlos adecuadamente para su traslado y son expertos asegurando la carga dentro del camión.
  • Una empresa de mudanzas profesional se apoya en el uso de herramientas especializadas, tales como los elevadores montamuebles. Ello garantiza una mayor seguridad, rapidez y buen precio del servicio que te prestan.

¿Por qué no llamas entonces para que te contemos los detalles?

Servicios de mudanza extraordinarios | Mudanzas OCM

¿Qué es lo que esperas exactamente de tu empresa de mudanzas? ¿Qué servicios de mudanza crees que incluye el precio? ¿El presupuesto que has conseguido desglosa exactamente lo que te ofrecen? ¿Hasta dónde quieres participar tú en los trabajos? ¿Sabes qué servicios de mudanza pueden darte, además de la simple carga y descarga?

Mudanzas OCM es una empresa de servicios de mudanza integrales. Si no quieres mover un dedo, nos ocupamos absolutamente de todo. Si quieres tener una participación más activa, también eres bienvenido. Pero para que no quepan dudas al respecto, hoy queremos detallarte cuáles son los servicios de mudanza ordinarios y extraordinarios que te ofrece nuestra compañía. Como si se tratara de un menú, eres libre de elegir aquello que más se adapte a tus necesidades.

 

servicios de mudanza

Servicios de mudanza adaptados a ti

  • El empaquetado y el desempaquetado. Aunque es un trabajo que suelen reservarse los clientes para sí, estamos encantados de hacerlo nosotros. Idealmente, el cliente estará presente para coordinar y supervisar la operativa pero no es imprescindible. Si quieres ahorrarte esta tarea tan laboriosa, no dudes en dejarlo en nuestras manos.
  • Desmontaje —y montaje— de muebles. Realmente forma parte de los servicios de mudanza estándar de la casa, pero no todos los clientes son conscientes de ello. Desmontamos los muebles y los volvemos a montar en destino. Sin desperfectos ni problemas, gracias a que contamos entre nuestros trabajadores con varios maestros carpinteros.
  • Alquiler de elevadores. Está pensado para los clientes que deciden hacer la mudanza por su cuenta. Éstos pueden alquiler un elevador, incluyendo el operario experto en su manejo, para subir por fachada —o patio interior— los objetos más pesados.
  • Servicios de post-mudanza. Mudanzas OCM pone a tu disposición un operario que se encarga de realizar los pequeños trabajos que surgen cuando te trasladas a una casa nueva. Montaje de rieles, colgado de cuadros o instalación de lámparas y otros elementos eléctricos.
  • Trasteros y guardamuebles. Son servicios de mudanza bastante estándares también pero que no todos los clientes consideran. Si necesitas almacenar tus trastos, muebles y enseres, unos días, semanas o meses, te ofrecemos las mejores tarifas.

Si quieres saber más, contacta con nosotros para ampliar información. Nuestra vocación es la de servir.

Antigüedades; ¿qué hacer con ellas en la mudanza?

¿Tienes la suerte de poseer antigüedades? ¿Han estado en tu familia durante mucho tiempo o las has adquirido recientemente? En cualquier caso, siempre es interesante preguntarse las épocas y circunstancias que tus antigüedades hayan vivido a lo largo de su existencia. También es importante que las mantengas y conserves adecuadamente, con el fin de que puedan perdurar en el tiempo y que sigan pasando de generación en generación.

Ahora bien, las mudanzas pueden ser peligrosas para las antigüedades, por la simple razón de que pueden ser dañadas durante el traslado. Los desperfectos pueden llegar a ser irreparables, motivo por el que hay que tomar algunas precauciones adicionales para su transporte.

antigüedades

Precauciones con las antigüedades durante la mudanza

Lo primero y más importante es hacer un inventario adecuado de tus antigüedades. Puede que no tengas tantas como para necesitar hacerlo pero, si dispones de las piezas suficientes, es muy recomendable tenerlas catalogadas convenientemente.

En segundo lugar, habla con tu agencia de seguros para sondear posibles coberturas de las piezas valiosas. Consulta también con tu empresa de mudanzas; quizá puedan ofrecerte algún seguro adicional que te permita afrontar el transporte de tus antigüedades con las garantías necesarias.

Prepara las antigüedades para el viaje. Vacía los muebles, saca los cajones, quita los estantes y desmonta las piezas que puedas, siempre y cuando esto sea posible sin afectar al valor de las antigüedades. Cuanto más ligeras y manejables sean las piezas, mejor. Empaqueta cada elemento por separado, protegiendo todo adecuadamente con papel burbuja e incluso mantas si fuera necesario. Toda precaución es poca. Recuerda no usar cinta de embalar directamente sobre ninguna superficie delicada. Puede dejar marcas, estropeando pinturas y barnices.

Haz un pequeño plano de dónde deben ir colocadas las cosas en tu nueva casa y comparte este plano con la empresa de mudanzas. El propósito de hacerlo es que cada pieza o mueble vaya directamente a su sitio, en lugar de estar dando tumbos por la casa durante los trabajos de mudanza.

Otro día profundizaremos más en este tema. Hasta entonces, no dejes de trasladarnos cualquier pregunta o inquietud que te pueda surgir.

Mudanzas de oficina

mudanzas de oficinaEn este blog hemos hablado mucho de las mudanzas domésticas y de algunos de los aspectos más importantes relacionados con ellas, como pueden ser los niños o las mascotas. Hemos abordado asuntos relacionados con el estrés y el sentido del humor, así como temas prácticos relativos a cómo incrementar el valor de una vivienda. Ahora bien, ¿qué sucede con las mudanzas de oficina? Cuando se trata de trasladar un negocio completo, ¿las cautelas son las mismas? Esto es lo que les queremos contar hoy.

Vaya por delante que las mudanzas de oficina son más delicadas, en el sentido de que no puede haber retrasos o demoras. Las oficinas son ocupadas por empresas, empresas cuyos negocios no se pueden permitir tomar un “tiempo muerto” para realizar el traslado de sus muebles de una localización a otra. Dependiendo del tipo de negocio, los teléfonos seguirán sonando y los clientes seguirán llamando a la puerta. Para lidiar con este problema se puede plantear una mudanza fuera de horario pero esto no siempre es posible.

Es por todo lo anterior que hoy queremos darles algunos consejos para sobrevivir a las mudanzas de oficina.

Consejos sobre mudanzas de oficina

1.- Contraten a una empresa profesional de mudanzas de oficina. Aquí hemos de ser claros; en las mudanzas domésticas es posible (aunque no siempre recomendable) que hagan ustedes mismos la mudanza pero en la mudanzas de negocios, hay bastante más en juego. Es por ello que nuestro primero consejo es que busquen a una empresa de mudanzas profesional y seria.

2.- Planifiquen. Luego planifiquen. Después vuelvan a planificar. Más claros no podemos ser. Si la planificación es necesaria en las mudanzas domésticas, todavía lo es más en las mudanzas de oficina. Tomen, como mínimo, tres meses de anticipación al traslado para trazar un plan de actuación. Aprovechen para realizar cambios en la distribución del espacio; quizá puedan optimizar los flujos de trabajo en su nueva oficina.

3.- Elijan a un líder. En una oficina suelen coexistir muchas personas, con personalidades y caracteres diferentes. Esto puedo acarrear problemas dado que cada persona tendrá un punto de vista sobre cómo deben hacerse las cosas durante la mudanza. La mejor opción es pues elegir a una persona que lidere la mudanza y se encargue de coordinar todos los trabajos. Esta persona tendrá la última palabra para todo lo relativo al traslado, independientemente de las jerarquías profesionales existentes en la empresa.

4.- Avisen a sus clientes de que van a trasladar sus instalaciones y déjenlo claro en el mensaje automático de su centralita telefónica.

5.- Coordinen la mudanza con las diferentes compañías de suministro eléctrico, teléfono, agua, etc.  Si su empresa cuenta con un responsable de informática, involucre a esta persona desde el principio en la mudanza para que no existan interrupciones en el servicio de internet. El ideal es que cuando se interrumpa el servicio en la oficina que abandonan, exista ya servicio en la nueva oficina.

6.- Hagan responsable a cada empleado de sus cosas. Cada empleado empaquetará (en la caja que se le proporcione) las pertenencias que se encuentren en su puesto de trabajo y se deberá preocupar por rotular dicha caja convenientemente. Pidan a los trabajadores que aprovechen la ocasión para hacer limpieza y deshacerse de aquello que no utilizan.

7.- Asegúrense de avisar a los gestores del edificio de la fecha de mudanza. Si existe un montacargas, quizá tengan que reservar su uso para la fecha en cuestión. Si no existe montacargas, es posible que los gestores del edificio les pidan que lo protejan y aseguren convenientemente.

Si siguen estos consejos para las mudanzas de oficina, no deberían tener grandes problemas con el traslado de su negocio. Les recomendamos lean algunas de las entradas anteriores de nuestro blog relativas a cómo conservar el sentido del humor o aliviar el estrés durante las mudanzas. Quizás quieran compartir esta información con todos los empleados; es importante que nadie pierda en ánimo durante el gran día.

Por último y una vez estén ya instalados en sus nuevas instalaciones, recuerden cambiar todos los soportes en los que se encuentre su dirección antigua (tarjetas de visita, firmas de correo electrónico, papelería, etc.); ¡esperamos que por lo menos hayan podido conservar su número de teléfono!